Escribo para aligerar. A veces escribo compulsivamente, divirtiéndome, desahogándome, por incordiar. Pero en algunas ocasiones me pongo serio y solemne, como esos seres que quieren cambiar el mundo.

18 posts categorized "El Salvador"

26/07/2016 17:21:14

La amnistía de los suplentes

Suplentes
"Efecto suplente", foto intervenida. / Original tomada de la página del grupo parlamentario del FMLN.

Hace dos semanas la Sala de lo Constitucional publicó la sentencia que declaró inconstitucional la Ley de Amnistía. Ese día también publicaron tres sentencias más que declararon inconstitucional el cargo del 13 % a la energía eléctrica que el Ejecutivo quiere imponer, la aprobación por parte de la Asamblea Legislativa de un préstamos por 900 millones de dólares para el gobierno, y la figura de los diputados suplentes. ¿Casualidad? No. En su conjunto, las cuatro sentencias afectan a todo el espectro político, y, además, evidencian que el voto de los cuatro sospechosos de siempre no siempre es unánime.

Continuar leyendo "La amnistía de los suplentes" »

11/11/2015 14:26:39

Enma Sofía, la mujer que permanece

“No hago otra cosa que pensar en ti, y no se me ocurre nada…”
Joan Manuel Serrat

 

Conocí a Enma Hernández recomendándole un libro. Era 1996, y un mediodía, un sábado, quizá de septiembre, y entró Enma con su mirada curiosa y su palabra apresurada preguntando que desde cuándo existía ese lugar. El lugar se llamaba La fuente de jade, y fue una librería muy sui generis que devino en galería, peña cultural, café, cine club, escuela con clases de guitarra y de dibujo. Estaba ubicada a un costado del colegio Cristobal Colón, y Enma llegó atraída por el portón abierto de la cochera en la que colgaban reproducciones enmarcadas de obras de Frida Kalho, Vincent Van Gohg, Chagal, Klimt y Kandinsky. Yo trabajaba los fines de semana en La fuente de jade y me dispuse a atender a la clienta que se acercó a una de las mesas en las que estaban los libros que teníamos a la venta. La recuerdo con el pelo hasta el cuello cortado en capas, teñido de rubio dorado, alisado con secadora; vestía un traje sastre, falda y saco color turquesa y una camisa de seda de estampado floral, llevaba zapatos de tacón alto y una cartera mediana que combinaban. Después supe que su perfume se llamaba Opium. Definitivamente no vestía como la clientela que solía visitar el lugar, es decir, estaba habituado a recibir mujeres con faldas “indues” hasta los tobillos, camisas de tejidos artesanales, pashminas y perfumes de sándalo, o similares outfit de la bohemia de posguerra. Ella vestía distinto pero empezó a tomar los libros y a leer sus contraportadas en cinco segundos, un libro, luego otro, y otro más como una niña que quiere todos los juguetes que descubre frente a ella.

—Recomendame uno– me dijo con cierta perturbación y con tono entusiasta pero mandatorio.

Continuar leyendo "Enma Sofía, la mujer que permanece" »

25/10/2015 17:13:47

Malacrianza, en la frontera entre el cine pobre y el pobre cine

Post-Malacrianza

Voy a hablar de Malacrianza, la película salvadoreña recién estrenada en El Salvador luego de haberse paseado ya por siete festivales en distintos países. Es el primer largometraje de ficción de Arturo Menéndez, quien ya lleva en su filmografía dos cortometrajes profesionales –Para volar (2008) y Cinema Libertad (2010)– y que ha figurado con algunos proyectos en festivales internacionales como La Berlinale o el Central American Film Festival (C.A.F.F.), en Roma, Italia.

Continuar leyendo "Malacrianza, en la frontera entre el cine pobre y el pobre cine" »

10/10/2015 18:02:42

La CICIG, la CICIES y otras obsesiones ciudadanas

Cicig Cicies.001

Todos hemos visto cuando un perro corre mientras ladra obsesionado tratando de agarrar entre sus dientes la llanta de un carro que pasó a su lado ¿Qué pasa cuando ese carro se detiene al alcance del perro? ¿Qué hace el perro? ¿Qué es lo que quería el perro? Para obtener las respuestas a mis absurdas preguntas habría que preguntarle al perro sobre su obsesión y, claro está, el perro no respondería nada que podamos comprender.

Esta fabulación solo pretende acercarnos a las obsesiones que también los humanos tenemos, y puntualmente esas obsesiones ciudadanas que durante los últimos meses se han instalado en las redes sociales de internet, en las tertulias periodísticas de la radio y televisión y, eventualmente, en algunos espacios urbanos: parecemos obsesionados con que El Salvador tenga una CICIES, es decir una una Comisión Internacional Contra la Impunidad en El Salvador.

Continuar leyendo "La CICIG, la CICIES y otras obsesiones ciudadanas " »

18/09/2015 19:01:23

Cinco adjetivos para el impuesto a las telecomunicaciones

En el declive económico de cualquier civilización, las élites políticas recurren de manera rutinaria a un libro de jugadas muy limitado: más deuda, más regulación, más restricción a las libertades, más devaluación de la moneda, más impuestos, y control más insidioso. [...] Además, la máquina de propaganda va a toda marcha, asegurándose de que la clase trabajadora también sea engañada por el fervor patriótico para que no pueda notar que está siendo saqueada por el Estado.

Simon Black, en Business Insider (Lithuania, 2012)

Cuando me enteré del impuesto del 10 % que el gobierno quiere cargarle a los servicios y dispositivos de telecomunicación me pareció un abuso; cuando leí los argumentos oficiales tan a la defensiva me indigné. Leí el proyecto de ley, y entre más me informo, más cuestionable me parece esta medida temporal de 10 años. Entre cientos de adjetivos que me parecían pertinentes para calificar esta "contribución especial", seleccioné cinco que me propongo desarrollar en lo que sigue de este texto.

Telecomunicaciones

Continuar leyendo "Cinco adjetivos para el impuesto a las telecomunicaciones " »

10/07/2015 9:09:15

El juicio del Dios de Ayhllón

image from http://s3.amazonaws.com/hires.aviary.com/k/mr6i2hifk4wxt1dp/15071001/5f12f52d-a4fc-40fc-ad7d-280af571eced.png
Mercy Flores, Rosario Ríos y Dinora Cañénguez como Tola, Lupe y Pepa en Las Partículas de Dios. / Foto de René Figueroa por cortesía Mobydick Teatro.

El chiste es la célula funcional de la comedia teatral y en su esencia se juega el género. El chiste, decía Sigmund Freud, es “un juicio que juega”, es decir, una crítica lúdica, una “provocación consciente y hábil del humor, sea este la intuición [lo que entendemos] o de la situación [lo que vemos]” que busca, como toda sugerencia freudiana, el placer puro entre las pulsiones de la existencia –eros y tánatos, vida y muerte– en las que transcurre nuestra psique. La risa es la respuesta-reflejo –psicosomática– ante los elementos constitutivos del chiste, que son invariablemente, y desde siempre, el sexo, la violencia, los temores, las aversiones, las situaciones imposibles o las escenas chocantes. Estos mismos elementos los identificó Freud también en los sueños, por eso abordó el chiste y los sueños –ambos mecanismos catárticos del placer– en un mismo tratado en el que reseña que, además, ambos necesitan de la espontaneidad y de la sorpresa para su remate. Pero también hay matices: a diferencia del sueño, el chiste es un placer social que necesita de la comunicación para que nos produzca placer, y es esto lo que hace al chiste una herramienta natural para la dramaturgia –y otras artes– cuando trafica con mensajes que solo son bien recibidos gracias a la mediación del placer. En su Poética, Aristóteles dejó dicho que “la comedia tiende a representar a los hombres como peores, y la tragedia como mejores, de lo que son en la vida real”, así, la comedia es capaz de ponernos frente a lo peor de lo humano sin que nos resistamos demasiado porque nos reímos, creemos, de ‘los otros’; en cambio, las tragedias nos ponen frente lo peor que –creemos– hacen ‘los otros’, pero nos ofrece en recompensa revelarnos idílicamente lo heroico que –creemos que– somos.

A pesar de que a nadie le gusta sentirse juzgado, a todos nos gusta reírnos. Con Las partículas de Dios, Luis Ayhllón ejerce el arte de abofetearnos a chistazos con una chocante pieza dramatúrgica que llevada a las tablas por Mobydick Teatro consigue eso que según Freud consigue el chiste: juzgarnos jugando.

Continuar leyendo "El juicio del Dios de Ayhllón" »

09/06/2015 19:07:35

El santo patrono de los ateos

Que no haya dioses es un dios también.
FERNANDO PESSOA

Fue hace uno o dos años que leí por primera vez la frase "el santo patrono de los ateos" para referirse a Óscar Arnulfo Romero; no recuerdo la identidad, ni el tono, ni el exacto contexto de quien la pronunció, solo sé que buscaba evidenciar la contradicción en la que caemos quienes nos manifestamos no-creyentes (en obras y omisiones) y que a la vez "veneramos" la figura de Óscar Arnulfo Romero. No sabría decir ahora si entonces era una burla (sospecho que sí) o una exhibición de claridad aforística (sospecho que también). La frase me pareció ingeniosa y acertada, tanto que recurro a ella para compartir algunas escenas y algunas ideas que ilustran el efecto que la vida y obra de Óscar Arnulfo Romero ha producido en muchos ateos, no-creyentes y agnósticos.

image from http://s3.amazonaws.com/hires.aviary.com/k/mr6i2hifk4wxt1dp/15061001/7f448e16-a4c2-4621-b79c-a3b1d51b40c1.png
Collage de elaboración propia con detalles de fotos de Fred Ramos (EF), Óscar Machón (DEM) y de las cuentas de Instagram de @ayutux y @residentecalle13, el uso de sus imágenes no implica su ateísmo ni su comunión con mis ideas.

Continuar leyendo "El santo patrono de los ateos" »

21/03/2015 16:00:55

Julio Olivo y el agravante de la poesía

Julio Olivo era hasta hace unos meses un desconocido para el público, como lo somos la gran mayoría de ciudadanos que no tenemos un cargo público con responsabilidad sobre el desarrollo institucional del país. Julio Olivo es doctor en derecho pluralista y ha sido catedrático en la Universidad de El Salvador por 25 años, incluyendo la cátedra de Filosofía del Derecho. Julio Olivo fue Decano de la Facultad de Jurisprudencia y Ciencias Sociales de la Universidad de El Salvador. Julio Olivo es un académico especializado en derecho electoral salvadoreño. Julio Olivo asumió como magistrado presidente del Tribunal Supremo Electoral en julio de 2014, un mandato por cinco años para administrar los procesos electorales hasta 2019, período que incluyó las elecciones del pasado 1 de marzo de 2015. Julio Olivo condujo el proceso electoral más desastroso que ha tenido la historia política salvadoreña. Julio Olivo será recordado, si es recordado, como un funcionario incapaz, muy mal asesorado pero de muy buena fe. Los de memoria más fina recordarán a Julio Olivo quizá por sus comparecencias frente a la prensa y ante la opinión pública, por su talante de ingenuo filósofo sobrepasado por lo más real de lo mundano, es decir, por la política y sus artificios democráticos.

Continuar leyendo "Julio Olivo y el agravante de la poesía " »

08/03/2015 22:16:09

¿De qué cultura hablamos cuando hablamos del Paseo El Carmen?

image from http://s3.amazonaws.com/hires.aviary.com/k/mr6i2hifk4wxt1dp/15030904/4a04b31c-fb2f-41d0-80a0-1e9343c35c7a.png
Fotos de José Carlos Reyes.

En la recién terminada campaña electoral todos escuchamos muchas veces el cuento de cómo el ruinoso y peligroso centro de la ciudad de Santa Tecla se transformó en un luminoso y próspero circuito urbano en el transcurso de los últimos 13 años. Lo dijeron unos y otros, lo dijo el FMLN presumiendo su más lustroso logro municipal, y lo dijo ARENA reconociendo el logro pero prometiendo corregirlo.

Continuar leyendo "¿De qué cultura hablamos cuando hablamos del Paseo El Carmen?" »

14/01/2015 19:07:44

No se deje estafar: la homosexualidad no se cura (la homofobia sí)

La homosexualidad no se cura porque no es una enfermedad. Este es un hecho científico que cualquier psicólogo, psiquiátra o médico que se toma en serio la ciencia y la ética puede corroborarlo. Otra cosa son las creencias que cualquier psicólogo, psiquiatra o médico pueda tener y qué tan fanático y fundamentalista sea en esas creencias. Pero la ciencia ha sido clara, lo demás es esa famosa ceguera de la fe. La hososexualidad no es una enfermedad, ni de la psique, ni endocrinológica, ni consecuencia de consumir demasiado pollo, ni de ningún otra perversa fantasía que se le pueda pasa por la cabeza a algún desesperado por hacer valer su homofobia. Tampoco es una posesión demoniaca, ni un delito.

Escribo esta advertencia porque hoy vi anunciada en las redes sociales esta caricaturezca estafa, que sin duda es una broma, pero que sirve para hablar del tema, porque a veces la broma va en serio:

IMG_1889

No dudo de que muchos serían víctimas de la estafa precisamente porque ya son víctimas de la homofobia y de la ignorancia. Generalmente son padres bien intencionados que le han creído al cura o al pastor o al vecino o a sus propios seres queridos que su hijo o hija arderá en el infierno por su homosexualidad, pero que, por un módico precio, eso se puede curar. Nunca se deje estafar. 

Continuar leyendo "No se deje estafar: la homosexualidad no se cura (la homofobia sí)" »