Mi Repúbuca es un espacio para reflexionar y dar consideraciones desde mi perspectiva, de lo que pasa en este pequeño país, en política, coyuntura nacional, servicio al cliente, feminismo, diversidad sexual y cotidianidad.

« Los cuerpos uniformados que no logran y la gran pregunta ¿Los buenos somos más? | Inicio | ¡Bien, Marcela! »

26/01/2017 9:02:16

…Y como decía Napoleón: “El que parte y reparte, le toca su Bonaparte”

Constituir una Organización No Gubernamental -oenegé- es relativamente fácil, un grupo de amigos se reúnen forman su Junta Directiva, deciden si es Fundación o Asociación, montan la Escritura Pública y la presentan con otros documentos a una oficina en Gobernación que se llama de Asociaciones y Fundaciones y sin fines de lucro, en esa instancia luego de un par de observaciones tener tu oenegé “redy” para operar.

El gran problema es obtener los fondos para poder iniciar operaciones, cubrir los costos fijos de alquiler, personal, servicios de energía, internet, agua, así como los primeros gastos en los materiales e implementos de la oficina.

Todos tenemos claro que con las crisis en otras latitudes del mundo, muchos cooperantes históricos como ICCO, IPAS, OXFAM, Cooperación Española, Cánada y Alemania por mencionar un par han cerrado sus líneas de apoyo a programas en esta parte del mundo –para Centroamérica- o las ha reducido sustancialmente, no hay dinero así de simple y cuando logras conseguir proyectos los fondos son pocos y los controles del uso de cada centavo son un verdadero dolor de ovarios, cada “peni” es contabilizado, justificado y auditado, claro el haber manejo bien un proyecto no es garantía que te vuelvan a dar fondos, además nadie da ya dinero para gastos recurrentes y administrativos, lo que es un verdadero problema pues muchas oenegé no son sostenibles y terminan cerrando.

Eso que les cuento son las realidades que las viven las organizaciones en este país, por ello me sorprendió que la Asamblea Legislativa hubiera aprobado $28,231,380 para destinar a donación desde casi todas las carteras de Estado para estas oenegés , viendo organizaciones que adquirieron su personería jurídica en octubre y para noviembre ya tenían asignados casi 300 mil dólares en fondos, no reembolsables y sin auditar; sin  trayectoria, sin acreditar capacidades organizativas y de ejecución de proyectos, sin prestigio, sin presencia en comunidad alguna.-

Una oenegé gana trayectoria por su trabajo, capacidad administrativa, talento humano, capacidad de ejecución de proyectos, sólido patrimonio, cartera de cooperantes, relaciones internacionales y aprecio de las comunidades a su trabajo; pero aquí es al revés, está el dinero y necesitan la oenegé para “moverlo” sin importarles requisito alguno.-

He trabajado directa o indirectamente con varias oenegés desde muy joven y sé lo difícil que resulta conseguir fondos, el suplicio de las auditorías, las toneladas de páginas de informes, memorias, las miles de fotografías, los cientos y cientos de comprobantes de pagos que se deben anexar, tremendo trabajo para recibir sólo 5 mil dólares o 20 mil de un proyecto que se espera que rinda tres veces los fondos invertidos, tarea titánica para la organización que lo recibe.

No me sorprende en lo absoluto que los diputados y diputadas estén regalando a manos llenas fondos que no les pertenecen, como tampoco me sorprende ver que no tienen una décima de pena y hasta forman parte varios “padres de la patria” en las Juntas Directivas de esas organizaciones, ya sea ellos o su parentela más cercana, con el agravante que se auto aprueban los fondos, tampoco me extraña que los fondos sean fondos políticos, es decir se dan por afinidad a los partidos o conectes, ya sea para “derivar” fondos y hacer el guardadito para enfrentar la campaña electoral que se avecina –lo que explica el aumento que dieron a esas donaciones para este ejercicio fiscal- o para pagar los votos en determinado sentido de una u otra fracción legislativa y pues como se supone ya no pueden usar el maletín negro, pues salen grabados en cámara como Mecafé y el exfiscal Martínez, mejor en hacer una oenegé y ahí recibir el dinerito.

Tampoco me sorprende en lo más mínimo que la Corte de Cuentas de la República, salga de campeona diciendo que solo auditará a la oenegé que recibe fondos de 100 mil dólares en adelante, como si los montos pequeños no vale la pena auditarlos, razonamiento más pueril, no sé qué parte no entienden que son fondos públicos y deben auditar cada centavo que sea entregado a terceros máxime cuando se han hecho donaciones sin criterios de ninguna índole, sin filtros, sin protocolos, sin conocer proyectos, cuando lo que ha privado es el compadrazgo político y el cuello.

Tampoco me sorprende que salga defendiendo esta práctica que se escuden –como siempre- en que es algo histórico que siempre se ha dado, casi diciéndonos “sóquenla porque seguiremos igual” o peor aún dando a entender que como es práctica prehistórica no pueden cambiarla.

Igual no me sorprende que el Tribunal de Ética Gubernamental – ¿por cierto alguien sabe si sigue funcionando?- no ha hecho ni un solo pronunciamiento ante los vínculos de los diputados que dan los fondos con las organizaciones que lo reciben, como no sorprende que Transparencia y Anticorrupción solo nos digan “por lo menos hoy sabemos y antes no” … valiente consuelo.

Lo que me sorprende es que usted, el que me lee, se ha quedado sin decir nada y solo observa cómo se gastan el dinero que paga en impuestos –que ya son demasiados-, que no se levantó y fue hacer un plantón fuera de la Asamblea Legislativa, que sólo se repita así mismo “todos los políticos son iguales y son ladrones” asumiendo el discurso que no se puede hacer nada y que no cambiará nada.

Es usted quien me sorprende porque le grita a su televisor y no tiene valor de enfrentar a quienes lo despilfarran, si usted que se consuela con la frase “si no trabajo no como”

Usted que el día de las elecciones no irá a votar permitiendo y  beneficiando así a los que permanentemente son “sanguijuelas” que viven de nosotros. Tenemos los políticos que nos merecemos ud., por acción u omisión, permite que sigan ahí. Que no reconozca su responsabilidad, eso mi estimado lector es más bien lo que me sorprende.

 

PD.

No cabe duda que el legado del artista mexicano Mario Moreno “Cantinflas” sigue vigente, pues sus frases aunque dichas hace varios años, pueden ser utilizadas por las nuevas generaciones, debido a que su inspiración surgió de las mismas injusticias, desigualdades y exclusiones que hoy en día aun siguen sucediendo. No encontré mejor frase para este “post"

Comentarios

Fuente You can follow this conversation by subscribing to the comment feed for this post.

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario