Mi Repúbuca es un espacio para reflexionar y dar consideraciones desde mi perspectiva, de lo que pasa en este pequeño país, en política, coyuntura nacional, servicio al cliente, feminismo, diversidad sexual y cotidianidad.

« Los consentidos diputados | Inicio | De clicas judiciales y mercaderes de sentencias.- »

09/09/2016 13:22:51

Maduren, asuman y trabajen.

Estos últimos días hemos sido testigos de varios acontecimientos … todos vinculados con una de las instituciones considerada desde hace varios años como inoperante, la Fiscalía General de la Republica, la cual recientemente ha tenido un protagonismo interesante, desde la operación “Jaque” —que esperemos sea como se nos dijo— una desarticulación de las estructuras económicas de una de las pandillas más importantes del país, dejando al descubierto que hace ratos estas estructuras dejaron de ser un grupo de bichos locos, rateritos o cipotes desorientados y golpeándonos en el rostro con un grupo bien organizado y con una poderosa capacidad económica, hasta lograr recientemente el inicio de un proceso para desaforar a un embajador y militar de alto rango vinculado a venta ilegal de armas, pasando por la detención de un poderoso empresario y algunos de sus abogados, incluido el ex Fiscal General de la República, y un conjunto de allanamientos dirigidos a investigar presuntos delitos cometidos por un ex Presidente de la República y uno de sus funcionarios y amigos más próximo.

Golpe a golpe el Fiscal General, el nuevo hombre fuerte del Estado, nos ha dicho ¡Vengo con todo, caiga quien caiga! Así lo expresó cuando le vi en la primera entrevista que dio luego de los primeros allanamientos a varias propiedades vinculadas al ex Presidente Mauricio Funes y su más cercano amigo Miguel Meléndez, conocido como “Mecafé”.

La operación Jaque fue aplaudida por todos los partidos políticos, todos aseveraron que había despertado la Fiscalía y por supuesto no dejaron de recordarnos que ellos como sus respectivos grupos parlamentarios habían tomado una decisión de ponerlo en el cargo y que no se habían equivocado. Ninguna de las voces de los actores políticos dijo lo contrario, y como si fuera poco, limpiaron su imagen atribuyéndose como mérito la elección de un Fiscal General que, ahora sí, demuestra que cumple fielmente su mandato.

Las voces del partido del gobierno fueron quizás las más altisonantes, y en cada espacio y oportunidad repicaban “vean, las instituciones están funcionando, no necesitamos ninguna comisión internacional que venga investigar la impunidad”. Sin embargo, ni bien había terminado de presentar el Fiscal General la solicitud de desafuero contra el Embajador y General Atilio Benítez, cuando el propio partido de gobierno sustituyó la contundencia de su florido discurso por frases de descontento entre las que destacaban que tal petición era una afrenta a la sacrosanta institución armada —cuya desaparición solicitaban en el proceso de las negociaciones que condujeron a los Acuerdos de Paz, y de lo cual renunciaron cuando se propusieron en serio la posibilidad de ganar una elección presidencial— o un intento para hacer confrontar a las fuerzas armadas con el gobierno. El descontento fue creciente cuando se capturó al empresario Enrique Rais, algunos de sus abogados y un ex juez, por delitos que evidencian una compleja trama de compra y venta de voluntades en el sistema judicial; y aún más, cuando se detuvo al ex Fiscal General, Luis Martínez, por cuya “integridad y eficiencia” varios dirigentes del FMLN y de GANA habrían podido rasgar sus vestiduras, con miras a reelegirlo para un segundo periodo. En este punto, la regla no escrita… y menos admitida en público… en el sentido que ciertos ex funcionarios son intocables ¡se había roto!

Pero fueron los allanamientos a diferentes propiedades relacionadas con Mauricio Funes, primer Presidente de El Salvador impulsado electoralmente por el FMLN, el icónico Presidente que rompió con los veinte años de gobierno que la derecha ejerció por medio del partido ARENA, la que desató una ola de posiciones incoherentes y como siempre un terrible manejo mediático tanto por parte del partido en el gobierno como de la Casa Presidencial.

Como ciudadana he observado cada discurso y le he dado seguimiento a estos casos; he quedado más que asqueada con la defensa que han hecho de los ex militares vinculados al asesinato de los seis sacerdotes jesuitas y sus dos colaboradoras, lo que incluye una cuestionable inefectividad policial para localizar y capturar a todos quienes fueron requeridos por el Reino de España; he quedado sorprendida hasta la médula de los huesos con esa frase de que “desaforar al embajador Benítez es una afrenta a la Fuerza Armada”; y aunque no me sorprendió me sacó risas sonoras escuchar las denuncias de que la embajada de los Estados Unidos presionó para crear la comisión para desaforarlo.

A los pregoneros del discurso “anti-imperialista” se les olvida que días antes de las elecciones del 2009, tanto ARENA como el FMLN fueron citados a la Embajada de Estados Unidos, porque las encuestas indicaban que Mauricio Funes ganaría seguramente las elecciones; y no se necesita la clarividencia para advertir que la Embajada le dijo a la derecha que “apechugara la derrota y permitirá el relevo” y a la izquierda que “aprovecharan el momento, hicieran los cambios sociales pero que no tocaran el sistema económico” Lo cual HAN CUMPLIDO al pie de la letra. Ah… eso sí, si cualquier silvestre se reúne con un gringo, o si se emplea fondos de USAID, entonces ese silvestre es un traidor y comienza una campaña de denigración y difamaciones, pero cuando lo hacen los personeros del partido, aunque lo hagan “tragando grueso y con mucho sacrificio”, dirán que se trata de relaciones internacionales.

Cuando uno piensa que ya lo ha visto todo, hoy resulta que un proceso ordinario de allanamiento —ordinario porque casi se hacen a diario— sea considerado persecución política y que la Fiscalía está respondiendo a otros intereses, oportunidad propicia para que se vuelva a culpar a la Sala de lo Constitucional cuyos Magistrados últimamente son los responsables hasta de cualquier mal estomacal que tenga algún funcionario, de las epidemias que afectan a la población y, por supuesto, de la inexistente depuración judicial —aunque esto último es labor de la Corte Plena, donde los Magistrados de la Sala de lo Constitucional son sólo una minoría incapaz de decidir—.

Cada día nos sorprende con una nueva posición, hoy resulta que el partido de gobierno le dio línea al ex Presidente para quedarse en Nicaragua porque aquí hay intenciones de dañarlo, aunque hasta el momento ni siquiera hay orden de captura en su contra, aunque sí un proceso judicial por su presunta participación en delitos comunes, supuesto que, conforme con el Derecho Internacional no habilitan la concesión del asilo.

Sin embargo, ahora que Nicaragua concedió el asilo, cualquier discusión es sólo un llanto por la leche derramada. El asilo lo otorga cualquier gobierno en un ejercicio pleno de su soberanía, lo que en Nicaragua es sinónimo a lo que Daniel Ortega y Rosario Murillo decidan. Desconozco si Carlos Fonseca Amador fundó, luchó y murió para que así fueran los derroteros de esa hermana nación.-

Lo cierto es que Mauricio Funes ya tenía cierta información de que había algún tipo de investigación en su contra, un par de semanas antes de los allanamientos, ya estaba residiendo en ese país y estaban haciendo la mudanza de sus cosas, por lo que al señor Fiscal debo decirle que la investigación se filtró, ¡ponga cuidado en eso!.

Pocas son las instituciones que están haciendo su trabajo y lo triste es que como no estamos acostumbrados a que funcionen, nos alegramos y sorprendemos con el mínimo que estas hacen… con excepción del FMLN que conforme con los pronunciamientos públicos de su Secretario General y de otros relevantes personeros, busca defender a “capa y espada” a todo funcionario vinculado a posibles actos de corrupción, a socios vinculados con el narcotráfico, a funcionarios vinculados con informes de despilfarros de fondos públicos —de esos que hasta el dólar de tortilla cargan al fondo circulante y en cámaras descaradamente piden “sacrificio” al ciudadano porque vienen recortes de los subsidios—, a funcionarios vinculados con la venta ilegal de armas, e incluso a otros funcionarios con fuertes señalamiento de inoperancia e incapacidad… la realidad les rebasa, todos les vemos, les escuchamos sus discursos que tienen un fuerte eco entre el Presidente de la República, el vocero de CAPRES, la alta dirigencia del partido, la comisión política, funcionarios y diputados, y por supuesto, por el ejército popular de cientos de trolles que pululan en la redes sociales.

No puede faltar la derecha oportunista que hoy se da aires y baños de pureza, honestidad y transparencia como si uno ya olvidó los sonados casos de corrupción durante sus desastrosos años de gobierno, a estos más le valía quedarse calladitos.

El FMLN tanto en su doble calidad de partido político y partido en el gobierno debe hacer un ejercicio de autocrítica y dejar de llamar a todo el que les señala sus errores, malas decisiones y a sus malos funcionarios, como traidores, golpista y desestabilizadores.

¡ARENA nunca más! es una idea que muchos tenemos muy clara en nuestra mente, pero por eso precisamente es que el FMLN debe detenerse y analizar con pragmatismo su actual gabinete y su postura de defender lo indefendible… me recuerdan a los padres y madres alcahuetes que están viendo que su hijo es el mal portado pero se desviven por criticar al hijo del vecino.

Alguien me dijo hace unos días “la soberbia reflejada en una clara sordera y ceguera de un partido en el gobierno, siempre es preámbulo de una dura caída”

Abran los oídos y los ojos, seguir en esa lucha popular prolongada sin tregua ni trinchera contra la Sala de lo Constitucional no les ayuda ni suma en nada, el discurso de los veinte años se terminó y lo quieren sustituir por este nuevo enemigo… Quizás esa sea una estrategia para “hablarle a las bases”, pero la realidad es que las ciudadanas y los ciudadanos que votamos por el FMLN somos más que las bases y militancia… ese grupo excedente, tan importante para ganar las elecciones, no queremos ese montón de excusas que nos dan; nos interesa que resuelvan los problemas del país y que lo hagan bien.

Desconecten el hígado de la boca, separen a los malos funcionarios, detengan el despilfarro de fondos y dejen, ¡por favor! trabajar al Fiscal General, a la Sala de lo Constitucional, a la Sección de Probidad, al Instituto de Acceso a la Información Pública; pónganse a trabajar, abandonen el esquema de cuotas para elegir a funcionarios públicos, comprométanse con la ética pública, para poder fortalecer las instituciones destruidas y dañadas no solo por los 20 años de ARENA sino también por los 7 años que ya llevan sumándose a ese desentonado vals…

¡Dejen de defender funcionarios incompetentes, vivianes y/o corruptos, eso los distrae de lo estratégico, que no es otra cosa que SACAR ADELANTE A NUESTRO PAÍS!.

Comentarios

Fuente You can follow this conversation by subscribing to the comment feed for this post.

buen argumento , pero ya se dio cuenta que se pide justicia para unos nada mas
no piden justicia para todos
por otro lado no puedo compartir este blog en el face book eso creo que se puede mejorar , pues es una forma de generar ideas , distintas a las instruidas por las cúpulas partidarias

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario