Mi Repúbuca es un espacio para reflexionar y dar consideraciones desde mi perspectiva, de lo que pasa en este pequeño país, en política, coyuntura nacional, servicio al cliente, feminismo, diversidad sexual y cotidianidad.

« El Salvador va rumbo al éxito con estos partidos políticos… | Inicio | Los consentidos diputados »

09/06/2016 14:27:21

¡Oportunistas, inoperantes y vivianes!

Quienes tienen ya algunos años albergarán recuerdos sobre el ingeniero Napoleón Duarte, quien merece todo mi respeto como ser humano. Aún recuerdo a mi abuela materna quien se consideraba Duartista: “con Duarte aunque no me harte”. Pero recordar a Duarte no significa apoyar al PDC actual, debo aclarar. Pues bien, del gobierno de este ilustre caballero todos recordarán, además del apoyo incondicional del gobierno de Estados Unidos –“la seguridad nacional se juega en Centroamérica”, decía el Presidente Reagan, en un memorable discurso de marzo de 1983–, los altos niveles de corrupción y el escándalo del famoso “cheque de la vergüenza” por aquella malversación de fondos atribuida a un allegado de uno de sus hijos.

De esta manera –casi todos– sus funcionarios fueron señalados por actos de corrupción, desde solicitudes de dinero por hacer trámites de ley, otorgar permisos y concesiones que la ley atribuye a los diferentes ministerios, gastos en comida, licores, fiestas en ministerios, utilización de dineros públicos para su beneficio, desviación de cooperación internacional y otro montón de cosas. Pero Duarte fue una buena persona., Muchos hablan que existieron dos Duartes, el joven y líder democrático de los setentas y el caballero plegado a los deseos del imperio en los años ochenta, que lamentablemente se rodeó de gente oportunista, inoperante y viviana, como muchísimas personas afirman.

Pues bien esos son los términos –tristemente– que mejor definen a estos funcionarios que han llegado a la titularidad de ciertos ministerios y autónomas, quienes fueron nombrados en tales puestos por el presidente Salvador Sánchez Cerén, sin que ellos acreditaran tener mayor mérito que haber endosado su apoyo en la campaña, estar vinculados –supuestamente– al partido político que le da sus votos al FMLN en la Asamblea Legislativa para poder gobernar; o en el peor de los casos, haber estado en la quiebra como empresarios y haber recibido sustanciosos préstamos ya sea de ALBA, o de la financiera constituida con posterioridad o por ambas vías –hay uno que ha recibido dinero de las dos formas– Así las cosas, requisitos tales como el de instrucción notoria, exigido en el artículo 160 de la Constitución, fueron sustituidos requisitos extraconstitucionales como el “pago de cuota” o la “cherada”.

No dudo de la honorabilidad del Presidente Sánchez Cerén. Personas como Salvador “el pollo” Samayoa –“el canciller de las FPL en la guerra”– ahora en la post-guerra más identificado con la derecha desde hace un par de décadas, siempre nos recuerda, el gran líder que fue durante la guerra y su insuperable sabiduría, capacidad de trabajo en equipo, seguridad, firmeza…, pero viendo su actitud ante las constantes denuncias hacia sus funcionarios, me parece que Samayoa habla de otro Sánchez Cerén… quizás se refiere al “Comandante Leonel”, el compa guerrillero, que en nada se parece al Presidente que lejos de reconocer los errores se empeña en decir que todo marcha bien.

Sánchez Cerén, como Duarte en aquellos años, se ha rodeado de gente que está haciendo mal las cosas, que está haciendo negocios desde sus escritorios en las Instituciones Autónomas, Secretarías y Ministerios, que como en aquel pasado, venden y negocian permisos, prebendas y favores. Pero peor aún y lo que más me llama la atención es que a pesar de tener los informes de estas irregularidades, el Presidente prefiere cerrar los ojos y dejar que esto siga sucediendo, y aún más manda a personajes de cierta Secretaría Presidencial para que en lugar de transparentar las cosas en esos sitios –cuando el escándalo ya no se puede controlar y menos evitar– intimidan al personal, a los sindicatos y buscan a toda costa proteger al funcionario “señalado como corrupto” y buscan como aplican la legalidad sancionatoria al empleado o funcionario de medio nivel que tomó el valor –ante tanta sinvergüenzada– de denunciar. Es increíble que esa Secretaría Presidencial esté prestando abiertamente su competencia para esos aviesos fines; por ejemplo, en algunos casos han elaborado informes express con severas recomendaciones de destitución para separar a empleados públicos que son incómodos, pero no hacen nada ante las denuncias que se formulan en contra de dichos funcionarios del alto nivel, pues imagino, Señor Presidente, que a este momento no le han entregado ningún informe con recomendaciones de destitución frente a las irregularidades. Si me equivoco, bien se haría en publicarlas.

No dudo que Ud., Señor Presidente, pese a todo, confió que cada uno de los funcionarios a los que nombró hace ya dos años, harían su mejor esfuerzo; pero a estas alturas, igual que como sucede en las empresas eficientes, debería utilizar el desempeño y la ética, como baremos para evaluar y decidir la continuidad de su más cercano staff, y no basarse, cuando mucho, en las encuestas coyunturales. Como máxima autoridad del gobierno, a estas alturas ya debería tener claro cuáles funcionarios suman a favor de su gestión, cuáles restan o dividen… con todos los costos y residuos que ello genera.

No quiero que el gobierno del profesor Sánchez Cerén sea recordado como el que más encubrió actos de corrupción de sus funcionarios, porque no pudo controlar las malas prácticas de sus “ministros de cuota”, ni que al analizar su trabajo se concluya con la frase “el profesor era buena gente, lamentablemente se rodeó de gente oportunista, inoperante y viviana

El Presidente recién ha celebrado el cierre de sus primeros dos años de gobierno, donde habló de sus logros y entre otras cosas pidió se les brindara un aplauso a sus funcionarios y antes de eso –en una conferencia- pidió a la prensa que les respetaran a sus ministros. Discúlpeme, Señor presidente, pero la próxima vez que pida aplausos para funcionarios como para los señores Tharsis y Vanegas, al menos busque la manera que ellos hagan una demostración de que valga la pena; honestamente, aplaudir despilfarros, actos arbitrarios y prepotencia, ¡no me hace para nada sentido!

Sé que muchos, a estas alturas, ya estarán preparando sus ataques por mi “traición de criticar y no defender a estos funcionarios”. Me tiene sin cuidado, los que ejercen la “libertad de expresión a sueldo” no merecen mis energías ni mi atención. No obstante sí quiero expresar que las excusas basadas en la reciprocidad –“antes se hacía y no decían nada”–, en la relativización –“ahora se roba pero es poquito y trabajan más”, o en criterios apocalípticos –“esto es un intento de golpe de Estado”–, por ejemplo, no hacen más que fomentar la mediocridad y alimentar la duda sobre la incongruencia histórica entre haber sido oposición responsable y ahora ser gobierno que llenó expectativas que aún no logran ser satisfechas.

El Salvador merece no solo un buen Presidente en el amplio sentido de la palabra, también necesitamos que los que gobiernan con él sean honestos y probos, y que al Presidente no le falte autoridad, por los compromisos políticos de su partido, para separar a los malos funcionarios.

Hablar de los despilfarros en CEPA y MINEC no merece la pena, ahora es cuando la Secretaría Presidencial de Transparencia, la Corte de Cuentas y el Tribunal de Ética deberían estar trabajando a todo vapor… porque de nada sirve dar una conferencia o emitir un campo pagado en la prensa donde el funcionario señalado, franqueado por el sindicato y sus directores o gerentes, diciendo “no es cierto, soy bueno, créanme, ante las cosas eran peor”, sin presentar pruebas, y eso se considere como el gran gesto de transparencia y entrega de cuentas… Estamos mal.

Me parece que va siendo hora que nos unamos a la iniciativa de pedirles la renuncia a los funcionarios señalados por actos de corrupción. Con esto no se está violando el principio de inocencia, tal como ya lo expresó el editorial de la UCA “Vergonzosa Situación” del 20 de abril de este año, el cual cito textual así:

“…En otras regiones del mundo, uno de los pasos que se impulsan desde la sociedad es la deducción de responsabilidades. Con la publicación de los Papeles de Panamá, el Primer Ministro de Islandia dimitió, lo mismo que el Ministro de Industria de España. Ambos insisten en que no cometieron delito. Pero aparecer en una lista en la que hay evasores de impuestos, políticos corruptos y blanqueadores de dinero le has llevado a renunciar. Porque los políticos tienen la responsabilidad no solo de ser honrados, sino de no mezclarse en acciones, relaciones u organizaciones turbias

Por ello, si el Presidente no puede pedirle la renuncia a algunos miembros de su gabinete, LA PIDO YO COMO SOCIEDAD CIVIL. Hoy me sumo a esta iniciativa y le pido públicamente la renuncia a los siguientes funcionarios; esta petición la hago en mi calidad de ciudadana con el pago al día de los impuestos, haber votado por el actual gobierno y haber pedido el voto de manera abierta para él, y finalmente pero no menos importante en mi calidad de ciudadana salvadoreña, a:

NELSON VANEGAS: presidente de CEPA, señalado por despilfarro hasta por 232 mil dólares, quien no ha podido concesionar el Puerto Cutuco, y sólo ha realizado reparaciones cosméticas al Aeropuerto Monseñor Oscar Arnulfo Romero y permitir que se vaya de nuestras manos la posibilidad de ser el HUB de Centroamérica en dicha terminal aérea.

THARSIS SALOMÓN LÓPEZ GUZMÁN: señalado por destrucción de documentos históricos y encubrimiento, por desobedecer la política de austeridad promovida por el Presidente Sánchez Cerén, al gastar $22 mil dólares en celulares para sus asesores, contratar 230 plazas sin el debido proceso, viajar en primera clase a Nueva York durante 4 días para una reunión de 3 horas y nombrar como Presidente y representante del MINEC en el Consejo de Vigilancia de la Profesión de la Contaduría Pública y Auditores, al Auditor externo de su confianza, el que ha auditado sus empresas particulares, a quien también le dio una consultoría por $54 mil dólares.

DAVID VICTORIANO MUNGUÍA PAYÉS, padre de la tregua entre pandillas y gestor de los beneficios a los reos en los centros penitenciarios, creador de municipios santuarios y responsable del fortalecimiento de estos grupos.

JOSÉ ATILIO BENÍTEZ, el de menor rango, quien ha sido denunciado por vender armas de manera ilegal, y a quien el Ministerio de Relaciones Exteriores sólo le ha dado un permiso para defenderse.

No sería necesario pedir renuncias…si los funcionarios antes mencionados tuvieran un mínimo de entendimiento y comprensión de lo que es ética y moral.

Es nuestro deber apoyar al actual Presidente, porque necesitamos que triunfe en su gestión, - francamente nos exponemos que los que destruyeron nuestro país vuelvan al poder y les diré con honestidad soy de las que se opone de manera férrea que ARENA regrese, para su servidora esa no es una opción- y para evitar que quede rodeado por personajes de extraño compromiso con la agenda de los cambios que permitan que el país alcance el máximo posible del desarrollo sostenible. Las virtudes del ayer, si no se cuidan, terminan oliendo a rancio, llegando a ser sólo un recuerdo, como el que dejó el antiguo y otrora gobernante José Napoléon Duarte. Señor Presidente, ¡aún está a tiempo!

Comentarios

Fuente You can follow this conversation by subscribing to the comment feed for this post.

Bueno, sobre Duarte si tengo conocimiento de él como hombre de gran inteligencia e influencia en las masas y como presidente de la nuestro país; en especial porque soy hijo del jefe de seguridad de su grupo de guardaespaldas.

Después de ese pequeño momento de darme a conocer como hijo de su guardaespaldas de confianza, ahora hablemos sobre la actualidad. Sanchéz Ceren ha dado mucho que desear como presidente de la República pues sus politicas sociales son sino un disfraz que en su interior tienen sino neoliberalismo y apestan a FMI y BM.

Sanchéz Ceren es sino un demagogo que, como todo político lo ha hecho en la historia, se ha aprovechado de la situación social, económica y política para promover su plan de gobierno y que a dos años de su mandato no ha tenido voluntad para cumplir y no lo digo solo por falta de voluntad, ha tenido y tiene fondos pero como dijo una vez un joven en la televisión: "los préstamos al BM y al FMI no se ven, no se traducen a obras". No tiene que ver solamente con la mala gente que se rodee, simplemente de los ideales ochenteros de un socialismo en el país durante la guerra fria aprendió, muy perfectamente, que si no vences al enemigo, mejor es unirtele y actuar como el. De lo anterior,él presidente, por desgracia, nos arrastra a un país que trata, como un naufrago en el mar, de sobrevivir ante políticas sociales, económicas y estatales de mercado, mercado que el no desconoce y al cual nos vendió primero Funes y luego él y ante cada descubrimiento que hace la población de casos de corrupción solo mete la cabeza como un avestruz en un hoyo.

Sanchéz Cerén no solo vive rodeado de mala gente, tiene mala voluntad y poco valor para destituir del gabinete a quienes están involucrados en casos de corrupción y que ya no puede defender pues el sabe que la gente un día ya no agachará la cabeza en su totalidad y le reclamará, como lo han hecho en otros países, el que deje el poder.

Un día, el presidente tendrá que reconocer que no ha cumplido las expectativas que teníamos cuando fuimos a las urnas a votar.

El socialismo que proclama el FMLN ya ni es socialismo y ni tan siquiera hay que ver nuestros problemas como nación desde esas corrientes europeas. Defienden ideales falsos y a cada critica reaccionan con la frase típica de: "aquí se gesta un golpe de Estado" como si la corrupción de servidores públicos fuera una cuestión "maquiavelica" de alterar el "status quo" de nuestra nación.

Cuando se tiene voluntad de un proyecto de nación todo se puede, solo que le faltan los "huevos" para vencer y no encubrir a sus corruptos funcionarios, como si él les hubiese jurado eternidad perpetua en el puesto que actualmente ejercen.

La corrupción la avala con su silencio y hace que los comisionados de Casa Presidencial callen las voces de la "Vox populi", eso es contradictorio en un Estado que dice ser democrático, así iniciaron las dictaduras del siglo pasado y que conste, no soy un ciudadano que se ampara en los argumentos estúpidos de neoliberales como los miembros de la ANEP, que cada vez que alguien habla de dictadura se sienten halagados porque la gente comprende según ellos su razonamientos como el estúpido de Daboud y Cardenal; la verdad no quiere anteojos ni perspectivas sesgadas, a veces siento que la opresión que se ejerce cuando se calla a la gente es sino temor de querer reconocer que han fallado y siguen fallando en lo que hacen detrás de sus escritorios o curules como en la Asamblea Legislativa.

Sobre lo que hizo la mujer quien, al pronunciarse frente a CAPRES por lo de la luz, solo digo que eso se llama censura y tiene tufo a dictadura, pues protestar ante algo que no tiene sentido no es malo y la pregunta es: ¿por qué aumentarle a la factura de luz si hay lluvias en el país? El aumento se hace solamente cuando hay sequías como las que hemos tenido en años anteriores.

Me uno a tu petición y quisiera que las personas del gabinete de seguridad renuncien por su ineptitud ante el tema; que renuncien no por cuestiones de corrupción probablemente pero que pongan personas eficientes y que tengan ganas de sacar al país de este problema como lo es la inseguridad.

Si no les gusta mi opinión, creo que estamos en un país libre y democrático y con libertad de expresión; así que no se molesten, a final de cuentas todos queremos un país mejor.

Paz y bien.

Bueno, sobre Duarte si tengo conocimiento de él como hombre de gran inteligencia e influencia en las masas y como presidente de la nuestro país; en especial porque soy hijo del jefe de seguridad de su grupo de guardaespaldas.

Después de ese pequeño momento de darme a conocer como hijo de su guardaespaldas de confianza, ahora hablemos sobre la actualidad. Sanchéz Ceren ha dado mucho que desear como presidente de la República pues sus politicas sociales son sino un disfraz que en su interior tienen sino neoliberalismo y apestan a FMI y BM.

Sanchéz Ceren es sino un demagogo que, como todo político lo ha hecho en la historia, se ha aprovechado de la situación social, económica y política para promover su plan de gobierno y que a dos años de su mandato no ha tenido voluntad para cumplir y no lo digo solo por falta de voluntad, ha tenido y tiene fondos pero como dijo una vez un joven en la televisión: "los préstamos al BM y al FMI no se ven, no se traducen a obras". No tiene que ver solamente con la mala gente que se rodee, simplemente de los ideales ochenteros de un socialismo en el país durante la guerra fria aprendió, muy perfectamente, que si no vences al enemigo, mejor es unirtele y actuar como el. De lo anterior,él presidente, por desgracia, nos arrastra a un país que trata, como un naufrago en el mar, de sobrevivir ante políticas sociales, económicas y estatales de mercado, mercado que el no desconoce y al cual nos vendió primero Funes y luego él y ante cada descubrimiento que hace la población de casos de corrupción solo mete la cabeza como un avestruz en un hoyo.

Sanchéz Cerén no solo vive rodeado de mala gente, tiene mala voluntad y poco valor para destituir del gabinete a quienes están involucrados en casos de corrupción y que ya no puede defender pues el sabe que la gente un día ya no agachará la cabeza en su totalidad y le reclamará, como lo han hecho en otros países, el que deje el poder.

Un día, el presidente tendrá que reconocer que no ha cumplido las expectativas que teníamos cuando fuimos a las urnas a votar.

El socialismo que proclama el FMLN ya ni es socialismo y ni tan siquiera hay que ver nuestros problemas como nación desde esas corrientes europeas. Defienden ideales falsos y a cada critica reaccionan con la frase típica de: "aquí se gesta un golpe de Estado" como si la corrupción de servidores públicos fuera una cuestión "maquiavelica" de alterar el "status quo" de nuestra nación.

Cuando se tiene voluntad de un proyecto de nación todo se puede, solo que le faltan los "huevos" para vencer y no encubrir a sus corruptos funcionarios, como si él les hubiese jurado eternidad perpetua en el puesto que actualmente ejercen.

La corrupción la avala con su silencio y hace que los comisionados de Casa Presidencial callen las voces de la "Vox populi", eso es contradictorio en un Estado que dice ser democrático, así iniciaron las dictaduras del siglo pasado y que conste, no soy un ciudadano que se ampara en los argumentos estúpidos de neoliberales como los miembros de la ANEP, que cada vez que alguien habla de dictadura se sienten halagados porque la gente comprende según ellos su razonamientos como el estúpido de Daboud y Cardenal; la verdad no quiere anteojos ni perspectivas sesgadas, a veces siento que la opresión que se ejerce cuando se calla a la gente es sino temor de querer reconocer que han fallado y siguen fallando en lo que hacen detrás de sus escritorios o curules como en la Asamblea Legislativa.

Sobre lo que hizo la mujer quien, al pronunciarse frente a CAPRES por lo de la luz, solo digo que eso se llama censura y tiene tufo a dictadura, pues protestar ante algo que no tiene sentido no es malo y la pregunta es: ¿por qué aumentarle a la factura de luz si hay lluvias en el país? El aumento se hace solamente cuando hay sequías como las que hemos tenido en años anteriores.

Me uno a tu petición y quisiera que las personas del gabinete de seguridad renuncien por su ineptitud ante el tema; que renuncien no por cuestiones de corrupción probablemente pero que pongan personas eficientes y que tengan ganas de sacar al país de este problema como lo es la inseguridad.

Si no les gusta mi opinión, creo que estamos en un país libre y democrático y con libertad de expresión; así que no se molesten, a final de cuentas todos queremos un país mejor.

Paz y bien.

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario