Mi Repúbuca es un espacio para reflexionar y dar consideraciones desde mi perspectiva, de lo que pasa en este pequeño país, en política, coyuntura nacional, servicio al cliente, feminismo, diversidad sexual y cotidianidad.

« Días negros | Inicio | La Repúbuca que admira a los vivianes »

30/03/2016 12:08:05

¡Por sus estadísticas los conoceréis!

En El Salvador las mujeres no contamos solamente para cuando hay que ejercer el sufragio, los partidos políticos han sido obligados a poner en su planilla mujeres por el establecimiento de la cuota obligatoria en la Ley de Partidos Políticos y gracias a esta acción afirmativa y que ahora existe voto por rostro, muchas mujeres lograron entrar a la Asamblea Legislativa, aún así muchas mujeres y hombres atacan estas acciones afirmativas y hablan de idoneidad en el cargo, lo cual sería … lo ideal desde mi punto de vista, ¡Qué diera yo porque los cargos fueran asexuados y que se pueda acceder a ellos por capacidad! Pero lamentablemente nuestra realidad no es esa, nunca lo ha sido y lo poco que se ha logrado ha sido gracias a estas reformas.

Primero debemos aceptar que vivimos en un país hostil para las mujeres. Una sociedad donde se te juzga desde la perspectiva de lo que tienes en medio de las piernas, los peores ataques son hacia las mujeres que tienen participación política, cargos de poder real en lo privado o público, incluso columnistas y analistas, lo primero es decir que consiguió o llegó a determinado lugar ejerciendo comercio carnal – o sea por puta- o sino llegó por hacer intrigas – bruja-  y si no es dama o manipuladora, segurito es pariente de alguien que le está ayudando. Pero ella sigue ahí y es sometida a un constante estrés no solo de rodearse de hombres, porque no hemos sido educadas para sentirnos cómodas ni seguras entre nuestros pares masculinos, el síndrome de la mujer violada se hace presente y rápido, pero cuando superamos esto, nos vemos inmersas entre las bromas machistas y misóginas de los compañeros de trabajo, del partido, de la junta directiva y ahí hay una decisión crucial o te ríes y pasas a ser un macho más que critica a las dundas y putas del resto de mujeres o te vuelves la frígida que se indigna por esas “bromas inocentes”.

En redes sociales he visto ataques virulentos hacia varias mujeres que conozco y que aprecio y son profundamente asquerosos y he visto a mis amigas hacer de tripas corazón y poner el cuero más duro y bañarse con aceitío de coco para que les resbale, claro lo que no te mata te hace fuerte pero ¿Por qué tenemos que soportar esos ataques? ¿Por qué somos incapaces de defendernos entre nosotras?, ¿será porque a la que están destrozando los machos es del partido contrario y los machos de mi partido me ponen quieta? Las mujeres en los partidos políticos deberían hacer un alto en el camino y aprender a ver que los machos y acciones machistas las hay en casa como en la del vecino, solo la unión hará la fuerza entre las mujeres, no se puede traicionar al partido por defender a una mujer que está siendo destrozada por los machos de mi camada, simplemente no se vale y no deberíamos permitir esto. Se los dejo para su reflexión, recuerden nacieron mujeres antes que militantes.

Aún estoy esperando la reacción de las organizaciones de mujeres ante las expresiones machistas del funcionario de ANDA contra la diputada de ARENA, no porque sea diputada, sino porque es mujer, estoy esperando que se haga realidad eso de “Si tocan a una nos tocan a todas”.

Pues bien últimamente he tenido varias discusiones con varios amigas y amigos por mi insistencia en que los programas de opinión salvadoreños de radio y televisión son misóginos y homofóbicos. No me refiero en ningún momento a su línea editorial o a su tendencia –derecha o izquierda- me refiero a que existe una decisión no escrita de  cacarear lemas, “cliches” como: “aquí les damos espacio a todos, aquí escuchamos todas la posiciones, aquí les brindamos las opiniones de todas las corrientes” nada más falso, no lo hacen y lo saben, estos programas se han vuelto el escaparate de los mismos señores desde hace varios años, conservando, impulsando e imponiendo el criterio de puros hombres conservadores y machistas.

Invitados que son reconocidos por procesos de pederastía, por violencia intrafamiliar y los dejan hablar en esos programas con autoridad ¿Qué autoridad podría tener un hombre acusado de grabar a sus vecinitas de 12 años en poses sensuales o el otro que su esposa de violentarla durante casi veinte años, sometida a golpes y humillaciones? No me cabe duda que no hay desconocimiento de los presentadores que los llevan saben esto y aún así los presentan como señores de respeto y no les llevan una vez lo llevan varias veces al mes, hay analistas que van dos, tres y cuatro veces al mes a los programas y para colmo son llamados a otros programas donde se repiten la misma cantidad de veces.

El 8 de marzo fue el único día donde se rompió la norma, es que ya sería demasiado cinismo que el día de la mujer llevaran hombres a analizar la situación de la mujer en El Salvador, cosa que no me extrañaría, con que los llevan para preguntarles del aborto, cuando este es un tema de género ¿Qué opinión puede tener un hombre que nunca saldrá embarazado, ni aunque lo violen en repetidas ocasiones y por lo tanto no sabe lo que significa la penalización absoluta del aborto en este país?

Cuando invitan parlamentarios los que llevan son a los mismo diputados de los partidos, en raras y muy contadas ocasiones las invitadas son las mujeres, obviamente las únicas que no pueden dejar de invitar son funcionarias de alto nivel, como Yanci Urbina, Vanda Pignato, Ileana Rogel o Zaira Navas, ya sería demasiado no las llevaran, no pueden saltárselas, pero como la realidad nos golpea son pocas las mujeres en círculos de poder, a la lista anterior habría que agregar a un par de mujeres más y cerrarla, por lo demás solo hombres hay.

Le invito a que haga el ejercicio que vengo desarrollando desde hace 3 meses solo vea quiénes son los invitados de los programas de televisión y radio en la mañana, en la tarde y por la noche, hágalo por una semana y verá que lo que le digo es la pura realidad, las mujeres no existimos, no somos analistas… sólo recordadas el 8 de marzo y el 10 de mayo.

Espero dentro de tres meses más darles a conocer las estadísticas no solo de invitados, por tema y participación, hasta ahora es interesante ver analistas que inician lunes en canal, martes están en otro, miércoles en la radio y jueves en otro canal… repitiendo lo mismo así como es interesante que a las mujeres solo se las invita para hablar de maternidad, vida saludable, chismes y temas etiquetas de labores reproductivas… Nunca de coyuntura nacional, de las actuales políticas públicas en seguridad, de economía, de impunidad…

Pasada la semana santa y parafraseando a Jesús “por sus estadísticas los conoceréis”.-

 

 

 

Comentarios

Fuente You can follow this conversation by subscribing to the comment feed for this post.

Toda la razón con esta columna, hace poco me preguntaba porque cancelaron el único programa de opiniones que tenia mujeres como moderadoras y analistas (si su permiso ) era una propuesta muy necesaria. Al parecer los medios piensan que las mujeres solo podemos opinar o saber de algo siempre y cuando verse sobre maternidad y dolores menstruales.

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario