Pie de Página es un cuaderno de apuntes para notas, reflexiones, ideas, comentarios y listas sobre lo que pasa, no pasa y debería pasar en nuestro paisito, desde la pluma de una salvadoreña (casi siempre) optimista.

« De respeto, reglas y religión | Main | iSigamos! »

Mar 14, 2017 7:56:23 PM

¿Relevo o zancadilla?

La política salvadoreña puede ser muchas cosas, pero nunca aburrida. Y es que la coyuntura nacional tiene ese extraño poder de jugar con nuestras emociones en lapsos absurdamente cortos: sube los ánimos, genera esperanza, luego de un solo la destruye en pedacitos, le salta encima, y luego vuelve a hacernos creer que vale la pena seguir tratando de generar cambios en el paisito, desde cualquiera que sea nuestra plataforma. Y así va.

Los eventos recientes, relativos al despido/renuncia solidaria de seis de los nuevos integrantes de la Juventud del partido ARENA, no fueron excepción. Este grupo de jóvenes, de quien, con toda confianza y propiedad, puedo afirmar que son inteligentes, innovadores, honestos y apasionados, le habían dado esperanza a muchos. Y le habían dado un empujón de legitimidad al discurso de renovación y apertura de ARENA.

Sobre todo, habían venido a darle asidero a la trillada expresión del “relevo (generacional)”. Pero resulta que nada de esto es tan cierto como nos han tratado de hacer creer.

La noción del “generacional” no es completamente fiel a la realidad. Lo que la política nacional necesita es un relevo de ideas sobre la forma de hacer política y el tono del debate con nuestros pares, especialmente con los que piensan distinto. No me opongo del todo a la idea de que nuestra generación tiene, por lo general y en su mayoría, una visión radicalmente distinta a la de las que ocupan actualmente los puestos de liderazgo político: somos a primera que no vivió la guerra, y por lo tanto tendemos a poder dialogar de forma más abierta, más respetuosa, menos maniquea entre nosotros. Sin embargo, tampoco creo a ciegas el mito de que nuestra generación ha trascendido la polarización, pues vemos en la política partidaria claros ejemplos que han decidido perpetuarla, repitiendo el discurso confortativo, fanático y necio de las elites políticas.

Y lo del “relevo” ha resultado ser puro cuento. Muchos han insistido sobre la necesidad de que los jóvenes, cuya voz desde plataformas de sociedad civil se ha hecho oír fuertemente en los últimos años, dejen de criticar desde afuera porque “es bien fácil” y empiecen a meterse a los partidos porque “desde ahí se puede tener impacto de verdad”. Sin embargo, muchos de los jóvenes que entran se encuentran con zancadillas, de los dirigentes o de sus pares, especialmente de los mismos jóvenes. Contrariamente a lo que muchos afirmaron, estos jóvenes no se fueron porque se rindieron fácilmente, ni porque son “millennials” perezosos y caprichosos, sino porque les pidieron traicionar sus principios y prioridades para poder tener un remedo de autonomía. Fueron coherentes con su compromiso y consigo mismos y eso, en la política salvadoreña, es la primera prueba (y rara muestra) de honestidad.

Ninguno de los dos partidos mayoritarios parece haber entendido que la ciudadanía se siente cada vez menos representada por sus posturas y sus liderazgos. Con cada elección, ven disminuir su “voto duro” y aun así deciden seguir repitiendo los mismos discursos desde hace décadas, tratando de vender los mismos engaños y de meter los mismos miedos. Ya no pasa. Ya estuvo de votar por alguno de ellos “porque ni modo”.

Exijamos más que un “porque ni modo”.

Si las plataformas existentes no quieren dar paso a la modernidad ni abrazar la diversidad, no solo por convicción sino por conveniencia electoral, que el impulso y la indignación conduzcan a la creación de nuevas plataformas, más innovadoras e inclusivas.

Tenemos a nuestra disposición muchísimas herramientas que nos permiten involucrarnos activamente y apoyar a aquellas iniciativas en las que creemos, a perfiles en los que confiamos.

No hay excusas. No nos desanimemos. Volvamos a creer firmemente que vale la pena, que está en nuestras manos y que es nuestra responsabilidad generar cambios en el paisito.

Comments

Feed You can follow this conversation by subscribing to the comment feed for this post.

Verify your Comment

Previewing your Comment

This is only a preview. Your comment has not yet been posted.

Working...
Your comment could not be posted. Error type:
Your comment has been posted. Post another comment

The letters and numbers you entered did not match the image. Please try again.

As a final step before posting your comment, enter the letters and numbers you see in the image below. This prevents automated programs from posting comments.

Having trouble reading this image? View an alternate.

Working...

Post a comment