Pie de Página es un cuaderno de apuntes para notas, reflexiones, ideas, comentarios y listas sobre lo que pasa, no pasa y debería pasar en nuestro paisito, desde la pluma de una salvadoreña (casi siempre) optimista.

« Paz, Vida, Justicia, “¡digan chis!” | Main | Seguiremos esperando »

Jun 16, 2015 10:19:21 PM

¿Qué estamos esperando?

Estuve en Guatemala y Honduras en las últimas semanas y, a pesar de que no pude participar en las manifestaciones multitudinarias que exigen un cese a la corrupción, sentí la efervescencia de ciudadanos que están hartos de las mañas de sus élites políticas y que ya no están dispuestos a solo quejarse en voz baja.

 

En ambos países, tuve una profunda envidia de su compromiso cívico, de su sentido de responsabilidad, de su valor de exigir transparencia a la clase política. Pensé que su ejemplo iba a ser el detonante para que, nosotros también, despertáramos y nos uniéramos a lo que bien podría ser una primavera centroamericana. Pero ante este silencio real (indignación, de la virtual, tenemos), debemos mirarnos como nación y preguntarnos, ¿qué estamos esperando para salir a las calles y expresar pacíficamente el descontento ciudadano?

 


La sociedad civil que empezó a manifestarse en 2011 con el decreto 743 y ha vuelto a aparecer varias veces en defensa de la institucionalidad, particularmente en casos de ataques contra la Sala de lo Constitucional, todavía está pendiente y activa, pero la “chispa” para que toda la sociedad salvadoreña se organice alrededor de un tema que nos indigne y nos movilice a todos (más que unos días) no ha llegado.

 

Podría ser que aquí estamos bien y que no necesitamos protestar. Que sabemos que los problemas que aquejan a los salvadoreños son complejos, pero vemos a un gobierno trabajando incansablemente, de forma transparente, para solucionarlos. Que confiamos en la honradez de nuestros funcionarios públicos, comprometidos a trabajar por el país y sin buscar sus intereses mezquinos. Pero no. Ninguno de esos escenarios puede explicar nuestra pasividad.

 

Veamos entonces las motivaciones de los ciudadanos que están marchando en Guatemala y Honduras. Las manifestaciones de nuestros países vecinos tienen algo en común: son un grito unido de indignación ante la corrupción imperante en la élite política. “Era el colmo de la sinverguenzada, nos han querido ver la cara de idiotas”, me dijeron.

 

Corrupción de esa tenemos también aquí. Entre el nepotismo de los funcionarios de elección popular, los reciclados asesores legislativos (antes secretos, hoy públicos, siempre excesivamente remunerados), las inversiones de nuestros diputados (en bienes raíces y en colegas) son, desde hace mucho tiempo, indignantes y descaradas. Pero tras un par de días de indignación y un par de columnas de opinión, volvemos a amanecer en el paisito, maldiciendo a ladrones y a corruptos, y seguimos en la burbuja.

 

¿Violencia, entonces? Nos sobra. El Triángulo Norte es la subregión más violenta del mundo, y no importa si El Salvador es o no el más violento; las historias de extorsiones, violaciones, desapariciones y horribles asesinatos deberían ser suficiente para espantarnos, para gritar de hastío, para rabiar de impotencia, para exigir respuestas, soluciones y humanidad ante la deshumanización de nuestra sociedad. Todo esto aunque el Presidente y su gabinete nos digan que es culpa de los medios, que es culpa de la Sala, que es culpa de todos menos de ellos, cuando la culpa es de todos. Pero volvemos a amanecer en el paisito, maldiciendo a criminales y asesinos, y seguimos en la burbuja.

 

Las claves de las manifestaciones en Guatemala y Honduras han sido su persistencia y su unión en la diversidad. En Guatemala, dio inicio con jóvenes estudiantes que convocaron por redes sociales a una marcha para pedir la renuncia de la vicepresidente por su involucramiento en una red de corrupción, que se han repetido con éxito semana tras semana y han seguido sumando a personas de distintos perfiles, edades, ocupaciones y, sobre todo, opiniones políticas. En Honduras también, la “Marcha de las Antorchas” unió a miles de ciudadanos que protestaron por la corrupción en el financiamiento de campañas electorales con uso de fondos públicos, y se ha vuelto a repetir con igual convocatoria.

 

Marcha de las Antorchas
Segunda "Marcha de las Antorchas" en Tegucigalpa, Honduras (Junio 12). Foto: participante en manifestación.

La ciudadanía está consciente y demostrándole a los partidos políticos que estas reivindicaciones no tienen color ni bandera, que el rechazo a la corrupción y la condena a los abusos de poder no dependen de ideologías; en Guatemala, por ejemplo, entonan el himno nacional: se trata de rescatar el país. Pero a esta conciencia se ha sumado una más importante, una que yace en las víctimas reales de esta corrupción: la corrupción afecta a los más vulnerables pues se traduce en peores servicios de salud y más desabastecimiento de medicamentos, menos infraestructura y formación en escuelas públicas, más nepotismo y menos igualdad de oportunidades.

 

Tenemos que unir y fortalecer todos los esfuerzos que antes se hicieron para defender el Estado de Derecho y la transparencia, que nos dieron éxitos como la muerte del decreto 743 o el veto a las reformas a la Ley de Acceso a la Información Pública.

 

Tenemos que asumir la responsabilidad y el reto de tomar el liderazgo de las reivindicaciones políticas y sociales de la ciudadanía para cambiar la forma en que nuestra clase política ha hecho las cosas hasta hoy.

Tenemos que llevar esta indignación a las calles para ejercer presión real y canalizarla a través de propuestas que garanticen que nuestros funcionarios no sigan hundiendo, rompiendo y robando el país a su antojo.


Despertemos, El Salvador. Nos sobran las razones.

Comments

Feed You can follow this conversation by subscribing to the comment feed for this post.

you are right!!!!

Mejor andá busca oficio. Aquí no estamos ni por cerca igual que Honduras o Guatemala.
Deja de seguir la agenda de tus parientes, pro favor. Tené verguenza.

Estamos esperando un líder o que las nuevas generaciones cambien nuestra idiosincrasia tan conformista.Siempre he criticado el hecho que siendo de la misma región, los salvadoreños somos completamente diferentes al resto de centroamericanos, por eso nos dicen guanacos porque no exigimos lo que por ley nos corresponde, llevamos en nuestro ADN el peso de la represión que por años se impuso en las dictaduras militares.

Vos mejor chuloniate

Que ignorancia,básicamente dice que el problema de nuestro país es el gobierno. Otra patraña de la derecha confundir más a la sociedad cuando los verdaderos corruptos son los grupos económicos poderosos que manipulan todooooooooooo digo todoooooooooooooo. Otra manipulador de mentes que asco.

No me había fijado si esta es de apellido Siman, con razon

El colmo de la sinvergüenzada fue lo de Flores y no leo en tu columna que nos manifestemos para que pague lo que robó o por lo menos que sea enjuiciado por lavado de dinero, que la fiscalía haga su trabajo y que este sea un precedente de lo que le pueda pasar a cualquier presidente que intente pasarse de vivo.

¿Primavera centroamericana?, eso me suena a las primaveras Arabes y las revoluciones de "colores" del Báltico promovidas por la Usaid, aquí no llegamos a eso porque por el momento el fmln está bien con los gringos.

Creo que tu esperanza de protesta esta cimentada en tu juicio ideológico , y al tener eso como base , estas muy lejos de ver lo que realmente pasa en nuestro país .Porque siempre mencionas que todos los problemas son originados por la clase política, cuando sabemos que los grupos económicos son los principales culpables? En algo tenes razon tenemos que despertar, pero como trabajadores para exigir nuestros derechos laborales .Hay muchas luchas que hacer todavia, por ejemplo, hay que luchar por nuestras libertades (como uds dicen),luchar por un salario digno y exigir libertad sindical y tratamiento laboral digno en las empresas del gran poder economico. (Una pregunta personal: Porque Siman restringe a sus trabajadores a organizarse sindicalmente? )

En el párrafo 6, dejas claro a quien va dirigida tu columna. Si aparte de todos los que mencionas incluyeses a: "Los que reciben dinero de gobiernos extranjeros para financiar sus campañas y las hacen pasar por donaciones; o aceptan donaciones y las ocupan en sus campañas ( Como te vaya mejor ) te compraría todo el texto. Mientras tanto es una verdad a media...

Marchemos para que suban los sueldos en almacenes Simán y los empleados no se vean obligados a trabajar en navidad.

Srita SIMAN, algunos de los que han robado ya estan presos o esperando juicio como el ladron de ayuda extranjera Paco Flores. Nuestro problema aqui son grupos de poder con mucho dinero capaz de dirigir la Sala de lo Constitucional. Deberia reescribir su blogs, ya que no aplica En El Salvador. O no se ha criado en El Salvador Usted?

TODO ES UNA PERDIDA DE TIEMPO !

SE SAQUE A LOS POLITICOS DE TURNO .PRONTO OTROS OCUPARAN EL LUGAR Y CONTINUARAN HACIENDO LO MISMO : ROBANDO A MANOS LLENAS .. LO HAN VENIDO HACIENDO POR 200 ANOS ,PORQUE CAMBIARIA AHORA .. A MENOS QUE SE LES JUZGUE CON PENA CAPITAL : PAREDON DE FUSILAMIENTO .PERO QUIEN HARA ESA LEY? SON ELLOS MISMOS QUE SE PROTEGEN DE LEYES ENCONTRA DE SUS INTERSES

Esta bicha dunda ni se ha dado cuenta que Don Draper de Mad Men es una basura de publicista, un tonto alcohólico que por ser hombre avanza en la vida. Pero ella lo admira por su genio según algunos tweets que leí.
Tenía que ser pariente del Voldemort, Javier Simán.

Aunque no comparto su planteamiento, deseo expresar mi apoyo hacia usted por tan desagradables comentarios. El hecho que uno, no comparta opiniones, no tiene uno por que descalificarlas o demeritar al individu@.
“Hay que dejar la vanidad a los que no tienen otra cosa que exhibir.”
HONORÉ DE BALZAC

Wow cuanta pen-de-ja-da junta escrita. Y falta de análisis histórico. Pensar que Honduras, Guatemala y El Salvador es lo mismo, de verdad es no saber nada! Este blog es insuperable!

Que pobreza la de nuestra gente.
Sabemos que durante los gobiernos militares se robó, durante la guerra se destruyó mucha infraestructura y el gobierno del PDC robó, luego vino el gobierno de ARENA, igual robó y ahora tenemos dos gobiernos del FMLN e igual están robando.
No entiendo cómo quienes atacan a ARENA lo hacen defendiendo a los del FMLN si están haciendo lo mismo.
Nos durmieron antes y no siguen durmiendo ahora, ya es tiempo de despertar!!!!!
Haber de que lado dicen que estoy?!

Lo más grave es que quien escribe esto es consejera del Foro Económico Mundial. Con razón todos pensamos que Davos es irrelevante... y estúpido.

Me parecio muy acertado tu reportaje. Ojala algun dia podamos ver mas alla de banderas de partidos politicos o apellidos para combatir la corrupcion que se da en ambos lados.

Aquí no somos Guatemaltecos, 70 pacientes de diálisis, están sufriendo de peritonitis y el Dr. Coto manda a hacer un análisis bacteriano de los reactivos usados en la diálisis y decreta que todo esta bien, yo no soy Guatemalteco pero no soy maje tampoco, este reactivo es el que causo la muerte de algunas personas en Guatemala, pueda que sea estéril, pero no se ha determinado que no es toxico. Nos callan por nuestra ignorancia.

Verify your Comment

Previewing your Comment

This is only a preview. Your comment has not yet been posted.

Working...
Your comment could not be posted. Error type:
Your comment has been posted. Post another comment

The letters and numbers you entered did not match the image. Please try again.

As a final step before posting your comment, enter the letters and numbers you see in the image below. This prevents automated programs from posting comments.

Having trouble reading this image? View an alternate.

Working...

Post a comment