Una ventana al universo. Con temas de astronomía observacional, los principales eventos astronómicos de la semana y tips de astronomía. De vez en cuando un tema de interés general. Lo que busco es que la gente tenga una guía del cielo.

« Murallas en una mota de polvo | Inicio | Por qué no es buena idea cerrar el Zoológico de El Salvador »

23/02/2017 7:22:17

Otros mundos

Captura de pantalla 2017-02-23 a las 8.10.11 AM
Arquitectura del sistema solar TRAPPIST-1, en su centro la estrella principal es una enana ultra fría casi del tamaño de Júpiter. imagen por Amanda J. Smith y NASA

Imaginen que en la antigüedad los romanos, mayas o antiguos chinos hubieran tenido el conocimiento que más allá del océano existían otras tierras, es posible que tal idea a más de algún antiguo se le ocurriera e incluso pensara embarcarse a su exploración (o conquista) cientos de años antes que los vikingos llegaran a Norteamérica, siglos antes de Colón, Magallanes o Cook.

Lo que NASA hizo público el 22 de febrero de 2017 en relación a un sistema solar descubierto en otra estrella es similar al hecho que un antiguo se le ocurriera la existencia de otros continentes, con la diferencia que hoy lo hacemos a nivel planetario y tenemos la certeza de su existencia.

Aunque ya sabíamos que hay planetas en otras estrellas -eso se sabe desde los años noventa- es la primera vez que se descubre una interesante colección de planetas del tamaño de la Tierra orbitando a otra estrella.

El sistema solar descubierto se le ha llamado TRAPPIST-1, esto porque en un inicio se utilizó la información obtenida por un telescopio robótico ubicado en Chile y financiado por Bélgica, el telescopio se le conoce como “TRAnsiting Planets and PlanetesImals Small Telescope–South” y se ahí sale las siglas TRAPPIST. NASA participó apoyando al equipo de científicos liderados por el astrónomo Michaël Gillon en el uso del telescopio espacial Spitzer.

5_lineup_pia21422-png
Concepción artística del Sistema Solar TRAPENSE-1, basado en los datos disponibles acerca de sus tamaños, masas y distancia orbital. Los colores y detalles son creación artística. Créditos: NASA / JPL-Caltech

El sistema solar TRAPPIST-1 consta de siete planetas rocosos y está ubicado a 40 años luz de la Tierra, aunque una distancia muy cercana según las escalas del universo, para la tecnología humana es prácticamente inalcanzable. Un viaje espacial a TRAPPIST-1 usando una nave espacial actual tomaría cientos de millones de años, lo único que podemos hacer en este momento es observarla desde la distancia.

La esperanza es que con el desarrollo de mejores espectrómetros con altísimas definiciones será posible en pocos años conocer la química de atmósferas de estos planetas y saber si hay agua en ellos; y sobre todo, si existe trazas de química orgánica que permita considerar que estos mundos poseen algún tipo de vida. Por lo visto el telescopio espacial Webb que será lanzado en 2018 y que reemplazará al Hubble, ya tiene tarea.

La estrella principal de TRAPPIST-1 es una estrella enana ultra-fría, y los planetas orbitan a una distancia más cercana que la que órbita Mercurio al Sol, eso significa que si colocáramos un astronauta en la superficie de uno de esos mundos, podría ver los restantes seis en el cielo, y los vería con un tamaño aparente superior al tamaño que vemos a nuestra luna terrestre.

Los siete planetas de este sistema solar son aparentemente rocosos, es decir que son potencialmente habitables, no son grandes y gaseosos como Júpiter o Saturno, pero algunos de ellos pueden no poseer rotación como la que tiene la Tierra o Marte que giran en su eje y permite el día y la noche, de ser así estos mundos poseerían grandes diferencias de temperatura. 

No hay manera de observar a la estrella TRAPPIST-1 (que se llama según el catálogo astronómico Simbad 2MASS J23062928-0502285) por un telescopio de aficionados, esta estrella ubicada en la constelación de Acuario posee una magnitud de +18.8, para hacerse una idea la escala de magnitudes estelares considera que la estrella más débil que puede ver el ser humano en una noche oscura en un sitio sin contaminación lumínica posee una magnitud de +6 (sí, la escala de magnitudes astronómicas considera que los números positivos significan que es menos brillante y además esta escala está construida a partir de una proporción logarítmica), un telescopio de aficionados de unos 10” de apertura es posible resolver estrellas de +12 magnitudes, con un sistema de astrofotografía podemos conseguir un poco más, pero en el caso de la estrella ubicada en TRAPPIST-1 solo es posible fotografiarla utilizando telescopios profesionales de gran apertura.

Este descubrimiento no va a mejorar la economía mundial, tampoco luchará contra las enfermedades o la pobreza, no dará de comer a los hambrientos, no detendrá los conflictos humanos y guerras que tanto nos mortifican, para luchar contra esto habrá que buscar otras áreas de la ciencia que tienen propuestas para combatir esos problemas.

Pero este descubrimiento sí que es importante en cuanto a que es un conocimiento ahora parte del patrimonio inmaterial de la humanidad, nos amplía nuestro marco de referencia del escenario natural donde nos encontramos, si las siguientes investigaciones descubren moléculas orgánicas o algún tipo de química que se pueda sospechar que hay vida en esos planetas, entonces estaríamos ante uno de los más importantes descubrimientos científicos de toda la historia.

Comentarios

Fuente You can follow this conversation by subscribing to the comment feed for this post.

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario