Soy periodista y paso muchas horas en lugares donde se fabrica nuestra historia oficial. Voy a escribir de política, de lo que se ve, escucha y huele tras bambalinas de nuestros gobernantes.

« La derecha último modelo | Main | No vote por estos candidatos ¡Por favor! »

Feb 21, 2014 4:41:19 PM

¿Por qué Francisco Flores duerme tranquilo?

Francisco Flores Taiwán
El expresidente Flores toma su café mientras se somete a un interrogatorio legislativo. Esa fue la última vez que apareció en público. *Foto de Mauro Arias.

Uno de esos areneros que hinchan el pecho cuando cantan la marcha que mandó a hacer el Mayor d’Aubuisson me decía el jueves que él hubiera mandado al carajo a Paco hace mucho. Paco, así le dicen los areneros al expresidente Francisco Flores. “Paco aceptó ante todos los salvadoreños que recibió millones de dólares de forma extraordinaria y debe rendir cuentas”, me decía el arenero, quien me aclaró que esto mismo había dicho a la dirigencia del partido. ¿Y por qué no lo dicen en público?, le pregunté. “Sería hacerle el juego a Funes y el FMLN”, respondió. Esperando mi comprensión, mi complicidad, el arenero me preguntó que pensaba yo. Mi planteamiento fue más o menos el siguiente:

Creo que Francisco Flores es tan engreído y megalómano que ninguna de las voces que le puedan sonar en la conciencia lo atormenta. Duerme tranquilo. Duerme bien. No cree que deba responder preguntas de Francisco Merino ni de Guillermo Gallegos. Hace 14 años, cuando Flores gobernaba, Merino y su pistola fueron la excusa perfecta para dolarizar El Salvador de un día para otro y sin debate alguno. Guillermo Gallegos era por aquel entonces un arenero que aunque dijo en una comisión especial que se debía quitar el fuero a ese diputado ebrio que había disparado a una policía, cambió su dicurso y olvidó el incidente. Ambos diputados, Merino el aforado y Guillermo el arenero, votaron por dolarizarnos de un día para el otro, ambos estuvieron sentados del lado de Flores durante gran parte de su gobierno. Por eso, creo yo, porque aún los ve como peones en un tablero que un día fue suyo, es que Francisco Flores no cree necesario responder con seriedad las preguntas de estos diputados.

Tampoco cambiaría demasiado que fueran otros los miembros de la comisión legislativa. Flores no se siente obligado a responder por el dinero de Taiwán que, admite, usó a discreción. No cree necesario explicar ninguna de las matonerías –lanzó el plan Mano Dura, por decir lo obvio- que cometió en su gestión. Él no responde preguntas, él le hizo un bien al país y los salvadoreños tuvimos la suerte de que nos gobernara. Eso es lo que yo creo que él cree.

Francisco Flores cree que no le va a pasar nada. Él cree, creo yo, que pasadas las elecciones podrá aparecer de nuevo, pasear en sus autos clásicos y hasta regresar a la política. Y yo creo que en parte tiene razón, que él nunca va a responder por qué hizo lo que hizo, que los salvadoreños vamos a perder en parte esa batalla. Que no habrá respuestas, que no habrá juicio -no uno que pueda llamarse serio- y que él seguirá, esté donde esté, durmiendo tranquilo.

El arenero de puño en pecho, tras mi diatriba sobre la arrogancia, me dijo que parecía que estaba hablando del presidente Mauricio Funes. Yo le dije que esa creencia de creerse salvadores de El Salvador es un mal de todos los que se han sentado en nuestra silla presidencial.

Después de esa plática, pensando de hecho en que un día no muy lejano puedo encontrarme a Flores plácidamente sentado en el café de cualquier centro comercial de San Salvador, me puse a elaborar una lista de preguntas para lanzarle entre sorbo y sorbo en el intento de agitarle una pizca la conciencia:

¿Por qué huyó?

¿Por qué se metió de nuevo, en 2013, a la política partidista?

¿Cuál es la diferencia entre el olor a corrupción del expresidente de Arena al que su Arena expulsó por oler a corrupción y el olor a corrupción impregnado en usted?

¿Por qué cree que no debe rendir cuentas del dinero que recibió de Taiwán, un país que condenó a cadena perpetua a un expresidente que uso dinero para misiones diplomáticas secretas y que fue hallado culpable por delitos de corrupción, lavado de dinero y sobornos?

¿Por qué cree que debemos creerle cuando dice que usó bien ese dinero, cuando en el pasado sus mentiras, señor Flores, han transformado demasiado la vida de los salvadoreños?

¿Que qué mentiras? “Los ciudadanos estarán en libertad de usar el colón o el dólar a libre voluntad, para pagar, recibir salarios y hacer cualquier transacción comercial.” El 22 de noviembre de 2000 mintió en su mensaje a la nación. ¿Por qué creerle ahora?

¿Por qué dolarizó justo después de que el BCR emitiera 1, 400 millones de colones en billetes de 500, 200 y monedas de 5?

¿Por qué mantuvo guardados 7 mil 500 millones de colones en las bodegas del Banco Central de Reserva durante su gestión, sabiendo que no iban a volver a circular?

¿Por qué cree que privatizar la salud -lo intentó, no lo logró- era lo más correcto?

¿Por qué gobernó cómo gobernó, con soberbia, y diez años después debemos aplaudir sus sorbos de café?

 

 


Comments

Feed You can follow this conversation by subscribing to the comment feed for this post.

La verdad no comparto el concepto ni la manera soberbia del periodista que escribio la nota anterior. Me parece mas soberbio y ni siquiera se ha preocupado de contestarse sus preguntas que son faciles para cualquier universitario de segundo año. Todo esta documentado, y justificado. Pero siempre existira el ciego que no quiere ver, no por ciego sino por necedad.

UN ABOGADO TORPE,PUES OO DICE EL, UN CIEGO QUE NO QUIERE VER.NO SE DA CUENTA ABOGADO,QUE ESE MALDITO VENDIO LA SOBERANIA DE NUESTRO PAIS

Abogado, me parece poco objetivo tu comentario. Pero de seguro debe ser que no te das cuenta de que cuando se habla o se escribe, en un sentido crítico, sobre el "opaco paco" (lo digo por su historia como político y no por otra característica) es difícil que la soberbia tan densa de este personaje, no se impregne en las interpretaciones que el lector hace acerca del texto que aborda su soberbia. Para nada me parece un artículo escrito con soberbia por parte de Sergio. Sí, quizá, con un poco de rabia, pero a quien no le da tratándose de un expresidente que jodió al país a largo plazo con sus medidas, como peón de la oligarquía, infámes, injustas y nefastas. La dolarización debiera ser un crímen de lesa humanidad.

Verify your Comment

Previewing your Comment

This is only a preview. Your comment has not yet been posted.

Working...
Your comment could not be posted. Error type:
Your comment has been posted. Post another comment

The letters and numbers you entered did not match the image. Please try again.

As a final step before posting your comment, enter the letters and numbers you see in the image below. This prevents automated programs from posting comments.

Having trouble reading this image? View an alternate.

Working...

Post a comment