Soy periodista y paso muchas horas en lugares donde se fabrica nuestra historia oficial. Voy a escribir de política, de lo que se ve, escucha y huele tras bambalinas de nuestros gobernantes.
Mar 16, 2017 5:58:39 PM

Vega, el clasemediero que somos

“A veces las ideas son como esos zapatos viejos que nos resistimos a tirar porque resultan comodísimos”.

Juan José Millás

 

 

Un colega me dijo que me había convertido en proNayib. Le pregunté si había leído el texto por el que me hacía el comentario y me dijo que había leído una parte. Me resumió su crítica en una idea: Nayib aparece como víctima del FMLN. Le dije que, más allá de si el alcalde aparecía como víctima, el texto pretendía explicar el debate actual del partido de gobierno, por ejemplo, decir que en el FMLN el ideario de principios está en la cabezas de seis comandantes y que cualquier idea que no salga de esas cabezas es ajena a su proyecto.

También, le dije a mi colega, pretendía explicar una paradoja: el FMLN de ahora está aferrado al poder, pero no está dispuesto a compartirlo con alguien como Nayib Bukele, el más popular de los políticos actuales. Nos guste o no, todas las encuestas lo dicen. Explicar que un partido margine a su político mejor valorado por la opinión pública es noticia. Le dije que mi texto no trata de la personalidad del alcalde, no es un perfil. Es noticia si el entrenador del  Madrid deja en la banca a Cristiano Ronaldo por diferencias ajenas al fútbol. Nos caiga bien o no, Cristiano Ronaldo es Cristiano Ronaldo. Aclaro que yo le voy al Atlético.  

El punto de este post no es de cómo leyó la gente un texto sobre el alcalde de San Salvador. El punto de este post es sobre cómo discutimos. Sobre cómo polarizamos cualquier conversación y sobre cómo hablamos desde el prejuicio y no desde el razonamiento.

Y no estoy hablando del debate nacional, el debate nacional de la mayoría de gente es sobre la tortura de vivir en un barrio pandillero, de ser extorsionada, violada o asesinada… de sufrir abusos de la policía, del sistema de transporte, del país mismo. 

Estoy hablando de las discusiones de mi burbuja, de los que opinamos del país desde la comodidad de las redes sociales o de un bar, de los constantes debates en blanco y negro. Opinamos sin leer, desde el prejuicio. El problema es que casi todos los debates cotidianos son así. El debate de nuestros políticos es igual. Debaten desde la lejanía de los problemas:  nuestros políticos no usan el transporte público, no usan el sistema de salud público y no sufren la inseguridad.  

El 15 de marzo asesinaron a 30 personas en El Salvador, 6 de los homicidios provocaron un lamentable debate de blancos y negros. El alcalde Bukele sugirió que hay motivación política detrás de los 6 muertos del centro histórico, sin pruebas ni argumentación sólida. La maquinaria de los cotidianos debates estériles se activó. Un mar de opiniones polarizadas a favor o en contra de una persona. ¿Y los muertos? ¿Y la explicación de por qué murieron?, ¿ y el contexto básico de conflicto entre vigilantes privados, pandillas y vendedores de los mercados?

Estos debates me llevaron a releer la novela El Asco, de Horacio Castellanos Moya.  

El Asco tiene como personaje a Eduardo Vega, un salvadoreño que odia El Salvador. Lo odia en blanco y negro, sin un matiz de gris, el criterio de evaluación más básico y perverso, el de los buenos y los malos. Vega explica al clasemediero promedio salvadoreño, aquel que tiene la capacidad de polarizar casi toda conversación -hasta las más cotidianas-:  es mejor el BarÇa o es mejor el Madrid, es mejor ser del Frente que ser Tricolor y así…Lo que decimos en cada debate es “Soy mejor que vos, aunque no me asista la razón”.

Vega, como muchos salvadoreños, huyó del país y vive en Canadá. Como muchos salvadoreños, los criterios de evaluación y las referencias de lectura del país de Vega se parecen a las mías y a las de mis amigos, a los criterios de la gente de mi TL de Twitter o de mi muro de Facebook. Se parecen a mi burbuja.  

Vega estudió en un colegio clasemediero salvadoreño. Marista, educado en los valores católicos, mojigatos y arribistas de mi generación. Vega es como varios de nosotros, los afortunados con acceso a comer a diario, los que tenemos un par de libros de Cortázar en la cabeza, los que criticamos cualquier cosa por internet sin la necesidad de mojarnos. Muchos lo hacen desde la comodidad del anonimato.

Según Vega, en este país los políticos apestan particularmente y cree que es por los  cadáveres que cargan en su haber. “...quizá la sangre de esos cien mil cadáveres es la que los hace apestar de esa manera tan particular, quizás el sufrimiento de esos cien mil muertos les impregnó esa manera particular de apestar”, cree Vega.

Quiero seguir con Vega, el personaje, porque cree cosas que cree mucha gente de mi burbuja y cuando digo mucha gente hablo en realidad de una cantidad raquítica. Dice Vega que nunca ha visto políticos tan ignorantes, “tan salvajemente ignorantes, tan evidentemente analfabetos como los de este país”. También dice que cualquier persona mínimamente instruida  sabe que los políticos de este país tienen especialmente atrofiada la capacidad de lectura y que se les nota a la hora de hablar.

Vega también dice más cosas, no entiende por qué los políticos salvadoreños se desviven por aparecer en la televisión. “Si encendés la televisión a la hora del desayuno en todos los canales aparece un estúpido haciéndole las mismas preguntas estúpidas a un político que únicamente responde estupideces”, dice Vega.  

Aunque Vega ve al país en blanco  y negro, su radicalidad explica un país. Vega dice que los políticos salvadoreños -de izquierda y de derecha- son igualmente vomitivos, igualmente corruptos, igualmente ladrones.  Vega dice que se les nota en la cara la ansiedad por robar lo que puedan, que son unos sujetos realmente de cuidado. Vega cree que nuestra clase política está compuesta por unos pillos con saco y corbata que antes tuvieron su festín de sangre, su orgía de crímenes, y ahora se dedican al festín del saqueo, a la orgía del robo.  En esto, Vega, y su ferocidad, tiene razón. Nuestras élites son asquerosas.

Vega y todos los salvadoreños somos víctimas de una historia que no hemos elegido. Estamos atrapados en ideas seguras y por eso las defendemos a muerte, nuestros políticos son el ejemplo.  Roque Dalton, poeta nacional asesinado por guerrilleros que hoy son políticos de esos que odia Vega, decía que “la política se hace jugándose la vida o no se habla de ella”. En El Salvador, siempre nos estamos jugando la vida.

Por eso nuestros políticos han hecho trincheras de sus partidos. Sus militancias viven de migajas de ideas que hacen 30 años eran progresistas. Hoy son pancartas y coros vacíos que exaltan el rojo o el tricolor. 

Estamos presos. Los salvadoreños de clase media estamos presos en una burbuja, somos unos afortunados atrapados en un país de ricos avaros, políticos miserables y millones de marginados.

Elena Salamanca, una amiga, cree que la clase media de esta generación no tiene la posibilidad de movilidad social como la tuvieron las generaciones anteriores. “El problema de la percepción de la clase media es también cultural, un problema que se finca en la negación del otro como igual”, ha escrito Elena.   

Vivimos en un país en el que más de 1 millón de personas tiene acceso a internet y en el que más de la mitad de la población tiene menos de 30 años. Un país de gente joven gobernada por gente que lee el país como si aún viviéramos en la Guerra fría. ¿Será por eso que seguimos leyendo el país en blanco y negro?

 

FOTO DE Víctor de San Vicente
Rescate de los cuerpos de dos pandilleros que el 6 de febrero de 2016 murieron junto a un agente policial en un enfrentamiento a tiros en este cerro del municipio de San Vicente, que se levanta ante el valle de Jiboa, un icono de los paisajes de El Salvador. Al fondo, el volcán Chichontepec. Foto: Víctor Peña

 

Mar 3, 2017 8:26:35 PM

A Norma, Medardo y compañía se les olvidó la juventud

El Salvador sufrió más de medio siglo de dictaduras militares, y el último de los dictadores que gobernó el país murió el lunes 27 de febrero. El viernes fue enterrado con honores en una esquina del cementerio de Los Ilustres, en la última de las tumbas. Carlos Humberto Romero Mena llegó a la Presidencia de la República en 1977, tras ganar unas elecciones en las que el voto no fue libre, en las que el conteo no fue transparente, y que tuvieron como colofón la masacre del 28 de febrero en la plaza Libertad.

Fue electo presidente en la oscura década que parió la guerra: la de los fraudes electorales, la represión y la exclusión política de muchas de las organizaciones que después se convirtieron en guerrilla. El general Romero murió a los 92 años de edad, y la Asamblea Legislativa, el jueves 2 de marzo, decretó por unanimidad que merecía tres días de duelo. Un funeral con honores de héroe nacional: todas las banderas oficiales debían ondear a media asta; el ejército sacó algunas de sus avionetas para sobrevolar y saludar la memoria del general; el plana mayor del ejército le rindió tributo; y los cañones fueron disparados.

El general fue muy poderoso entre 1972 y 1979. En 1972 fue el  ministro de Defensa y Seguridad del general Arturo Armando Molina, otro dictador. Cuando el general Romero tuvo poder –como ministro castrense o como presidente–, las Fuerzas Armadas que dirigía protagonizaron incontables violaciones a los derechos humanos que precedieron a la guerra civil de los ochenta.

En su gestión murieron o desaparecieron al menos cuatro sacerdotes católicos y numerosos dirigentes y militantes de las organizaciones obreras y campesinas.

Cuando ocupó el cargo de ministro de Defensa, el Ejército masacró al menos a cien estudiantes universitarios. La historia todavía recuerda a este general por la masacre del 30 de julio de 1975,  en la que murieron y desaparecieron decenas de estudiantes de la Universidad de El Salvador.

El FMLN –partido en el que militan muchas de las personas que sufrieron el fuego de aquel Estado en el que era poderoso el general Romero– no recordó ninguno de estos hechos antes de votar por el duelo nacional.

VotosFMLN

Imagen de la lista de votos individuales de la iniciativa que pedía decretar duelo nacional por 3 días al general Romero.

 

El jueves, en la sesión plenaria de la Asamblea, todas las bancadas representadas en el pleno votaron por rendir tributos de héroe al general. Yo no tengo nada personal contra ese señor que murió a los 92 años y que jamás conocí. No tengo ningún desaparecido que reclamarle, pero sí conozco a gente que sí los tiene. Tengo que confesar que me indignó que nadie del plenario se haya mosqueado por la iniciativa.

Arena es un partido de derechas que nació de un fundador de historia militar. El PCN  nació y creció al amparo de las dictaduras militares. Gana no nació en la guerra fría. El FMLN nació y creció a costa de la sangre y sufrimiento de mucha gente que luchó contra ese dictador... pero igualmente votaron.

La iniciativa surgió de  la bancada del PCN y apoyada por todas las bancadas. Discretamente, sin debate. Esto es lo que no entendí: votaron 26 diputados del FMLN, entre los que estaba la jefe de bancada, Norma Guevara, y el jefe del partido, Medardo González, un reconocido dirigente estudiantil de la Universidad de El Salvador.

No hice la guerra, no soy militante del FMLN y no tengo que reclamar desaparecidos a este militar que es signo de la represión de los setenta. ¿Pero por qué votaron sin reclamar ni debatir? ¿Por qué rendir honores a un militar que los obligó a irse a las armas? ¿Por qué no existe un ley que nos obligue a no homenajear a los responsables de matar, violar y desaparecer a personas?

 

FMLNnovotos
Esta es página de la lista de diputados del FMLN que estuvieron presente en la votación, pero no se abstuvieron ni votaron a favor o en contra. También aparece cómo votaron el resto de bancadas.

 

 

GeneralRomero
Miembros del Estado Mayor de la Fuerza Armada que asistió al funeral.

 

 

Nov 4, 2016 6:41:39 PM

Los $250 millones de la partida secreta que los bancos permitieron usar a Tony Saca

¿En qué pueden gastarse 250 millones de dólares de la partida secreta?  

¿Por qué los bancos permitieron que funcionarios con salarios menores a los cinco mil dólares abrieran cuentas particulares que movieron millones de dólares?

¿Para qué sacar del sistema bancario 97 millones de dólares en efectivo -sí, billetes de 100 dólares en su mayoría-?

¿Por qué la Fiscalía no ha metido en la investigación a ningún directivo de ningún banco privado?

¿Por qué la Fiscalía no ha denunciado con todas sus letras la obstrucción a la información de los bancos que todavía se niegan a entregar datos de cinco cuentas bancarias por las que pasaron millones de dólares?

¿Por qué ningún banco emitió reportes de operaciones sospechosas?

¿Por qué nunca ningún auditor de la Corte de Cuentas dijo nada?

¿Por qué un Estado tan pequeño se da el lujo de que una persona -aunque sea el mismo presidente- tenga permiso y mecanismos instalados para  usar  250 millones de dólares sin rendir cuentas?

¿Por qué el FMLN, que tanto denunció los abusos de poder el expresidente Saca, al convertirse en partido de gobierno no denunció nada, NADA?

¿Por qué ninguno de los ministros de Hacienda de los últimos 20 años ha denunciado ese mecanismo secreto de desviar fondos públicos?

Más que conclusiones, saltan preguntas tras conocer el requerimiento y los alegatos del caso presentado por la Fiscalía. Algunas respuestas serán públicas durante el juicio que todavía empieza.

SACAJUICIO
Foto El Faro: Víctor Peña

 

 

Mi resumen

Mi resumen de esta primera parte es que la defensa lució mejor oratoria, pero la Fiscalía ordenó mejor su caso por escrito. Eso concluyo de la audiencia inicial contra el expresidente Antonio Saca, procesado junto a tres de sus funcionarios más cercanos: César Funes, Julio Rank y Élmer Charlaix. Para completar su círculo de poder faltó el exministro de Seguridad, René Figueroa y su primo, Herbert Saca, el importador de carros que nunca ocupó un cargo público y que ayudó a fundar Gana, el partido de exareneros saquistas que tiene la llave de los 43 votos en la Asamblea. .

La Fiscalía también incluyó como acusados a tres técnicos financieros que han manejado durante más de dos décadas las cuentas y chequeras secretas de Casa Presidencial. En principio, estos implicados, sirvieron de testigos, pero no aceptaron mantener esa etiqueta durante todo el proceso, por eso la fiscalía los metió en el mismo costal que los funcionarios del gabinete de Saca. .

La jueza, Nelly Pozas, seria en las formas, administró bien las casi 16 horas en las que, la fiscalía defendió su Caso “Destape de la Corrupción”. La Fiscalía pide a la jueza el embargo de 97 millones de dólares en bienes y fondos de los acusados. También pide la detención preventiva. La defensa, una decena de abogados para los 7 acusados, se resignó a argumentar las razones por las que no procede avalar las pretensiones de la Fiscalía. La defensa ya dio por sentado que el caso pasaría a Instrucción,  etapa de recolección y análisis de pruebas.

En sus primeras declaraciones, al terminar la audiencia, el presidente Saca justificó que el dinero había sido usado para gastos de inteligencia. Sus abogados sostienen que el Organismo de Inteligencia del Estado (OIE) cuesta al Ejecutivo 800 mil dólares al mes…. Dinero que se gasta en efectivo y cuyas operaciones aún siguen siendo más secretas que los datos de la CIA, sí, la de los agentes secretos de Estados Unidos..  La aritmética más básica dice que los $800 mil de cada mes durante cinco años solo sirven para justificar 48 millones en cinco años.

Dos exdirectores del OIE me han confirmado que el estimado de gastos mensual es de 250 mil dólares, sí, dinero en efectivo que pueden cargar en una maleta.  

La defensa de los técnicos financieros -los cerrajeros del sistema inventado por Arena y heredado al FMLN- no ha desmentido ninguna de las cifras de ni los mecanismos de desvío de fondos presentados por la Fiscalía. En resumen, defienden, los gastos reservados de la presidencia siempre han existido y no fueron declarados inconstitucionales hasta 2010.

Unos de los implicados me dijo una vez, después de tanto insistir en que me explicará como funcionaba la partida secreta, que mucho del dinero de la partida secreta era usado para pagar sobresueldos a miembros del gabinete. Eso es algo que también puede destapar el juicio.  La persona que accedió a hablar lo hizo con la condición de apagar  la grabadora y guardar el off the record. Esa declaración la use en un texto que se llaman “Los sobresueldos ocultos del gabinete”. En ella, varios funcionarios y exfuncionarios hablaron de cómo recibían un salario extra en un sobre de manila y en billetes de 100 dólares.

Tras 20 años en los que Arena institucionalizó las partidas secretas y gastos reservados, -un eufemismo para legalizar gastos sin rendir cuentas-, el FMLN mantuvo en sus funciones a los cerrajeros de esas cajas fuertes que en 5 años de gobierno repartieron discrecionalmente casi 250 millones de dólares a personas y empresas.

El mismo FMLN, justo en 2004, año en que inició sus funciones el presidente Saca,  metió a la Sala de lo Constitucional una demanda para declarar ilegal el uso discrecional de fondos de la presidencia -la famosa partida secreta-. El mismo  Salvador Sánchez Cerén estaba en esa demanda que la Corte Suprema de Justicia de 2004 rechazó. Una Corte, vale la pena mencionarlo, que estuvo presidida por Agustín García Calderón, amigo y promotor de la candidatura presidencial de Saca en 2014, un exmagistrado que está en la lista de exfuncionarios a los que la Sección de Probidad está auditando su incremento patrimonial.

Después de siete gobiernos que ha tenido la paz salvadoreña, sabemos más o menos de cuánto puede ser la partida secreta y tenemos algún acercamiento a cómo funciona. Un dinero que pasó por diferentes cuentas personales. Un dinero que provenía de un par de cuentas madres de la presidencia. La ley que regula la finanzas del Estado -ley de administración Financiera- dice que eso es prohibido hacerlo. El juicio apenas empieza.

 

 

Aug 9, 2016 6:31:20 PM

La distancia entre un diputado y sus votantes

¿Cuál es la distancia entre los diputados y sus votantes?

La mayoría de diputados de la Asamblea Legislativa no entiende la indignación que nace de los que protestamos por la forma en que gastan, usan -o abusan- de los recursos públicos. Algunos creen -no sé si de verdad se lo creen frente al espejo- que las noticias sobre despilfarro que aparecen cada día en la prensa nacional es para despertar morbo, otros creen que es ataque político y más de alguno justifica que dichos gastos son normales y justificables por la importancia del cargo que ostentan.

Viven en un país diferente al de sus votantes, creo yo. Son distancias injustificables, que cómo mínimo indignan o dan cólera si se miden con la de un votante promedio, como Víctor, un operario de maquila. Su sueldo es de  $196.84, y cada catorcena, menos descuentos de ley, recibe 89 dólares líquidos. Esto -solo- le alcanza para cinco libras de frijoles y cinco de arroz, y nada más. Cada catorcena le toca prestar dinero para los pasajes. Sus hijas y su hijo apenas sobreviven y Víctor, avergonzado, considera lejana la posibilidad de incluir en sus gastos corrientes la compra de toallas sanitarias o ropa...  

Este votante está muy lejos de la realidad que ve y respira cada día un diputado directivo de la Asamblea. Los 14 directivos tienen derecho al uso casi irrestricto de un todoterreno Toyota Land Cruiser Prado que costó en su momento casi 60 mil dólares.  También tienen derecho al uso de un pick up doble cabina -Mitsubishi o Toyota- cuyo valor mínimo de mercado es de 15 mil dólares.

Este tipo de diputados, según su rango, tienen ingresos de más de 4 mil dólares al mes. Si son secretarios de junta directiva reciben un salario de 4 mil 854.30 dólares;  si son directivos vicepresidentes reciben 5 mil 225.15 dólares y el directivo presidente recibe 5 mil 781.72. Según la ley de salarios, estos fondos son en concepto de sueldo y gastos de representación que alcanzan los 914 dólares mensuales para transporte y comunicación.

Aunque la ley de salarios establece gastos de representación para transporte y comunicación, los diputados directivos reciben como beneficio extra dos teléfonos celulares, uno con plan ilimitado -cuyo costo de mercado ronda los 100 dólares- y otro con un plan cuyo costo es de 80 dólares.

Un directivo también tiene “derecho” a  un seguro médico que cubre el 100 por ciento de los gastos cuyo precio de mercado es de 3 mil dólares al año. Un pago por mensualidades de este seguro sería de 250 dólares mensuales, más que un salario mínimo de un operario de maquila como Víctor. Es necesario aclarar que este precio corresponde a una cotización de un seguro de lujo yo hice al azar hace algunos meses.  "Es más", me dice un diputado directivo,  que dice que su "Seguro Médico Hospitalario" le cuesta al Estado más de 6 mil dólares al año. 

Al seguro médico hay que agregar un bono equivalente al salario de un mes -este lo reciben al final del año- y otro bono de 700 dólares que ingresa a sus cuentas a mediados de año.

Estos beneficios no incluyen el costo de los billetes de avión de cada viaje, los vales de gasolina, los fondos con los que la Asamblea paga el costo del servicio de telefonía y el servicio del seguro médico hospitalario. Tampoco está incluido el costo de mantenimiento de cada vehículo asignado.

Oficialmente, según datos de Serafín Orantes, directivo encargado del Transporte de la Asamblea, un diputado de la junta  recibe 67 galones de gasolina al mes, esto en el mercado cuesta casi 200 dólares. Según un directivo, la cifra real es otra,  asegura que él recibe 180 galones mensuales, 90 para cada 4x4. En la conferencia de prensa que dio este día,  Orantes se atrevió a decir que "la última semana del mes siempre le toca al diputado poner de su bolsa". 

Y si es un directivo influyente, como el caso del diputado Guillermo Gallegos quien, dicho sea de paso, será el próximo presidente de la Asamblea Legislativa a partir de noviembre de este año, los ingresos extras pueden aumentar. Cuando fue elegido como secretario, en 2009, este diputado registró ingresos extras de 72 mil dólares anuales en concepto de "Sobresueldos, vacaciones, aguinaldos, indemnizaciones, pensiones, etc." 

En 2012-2015, ya convertido en vicepresidente, Gallegos recibió 81 mil dólares anuales extras durante el trienio.  Dinero que ha recibido legalmente y que aparece justificado en sus ingresos de las declaraciones de la Sección de Probidad.

En 2015, para aterrizar en una cifra,  un diputado directivo influyente como  Guillermo Gallegos recibió del Estado 115 mil 878 dólares con 25 centavos, estos repartidos entre 12, representan ingresos de más de 9 mil 6 dólares mensuales.

¿Es justa la distancia entre los votantes y sus diputados en un país que está al borde de no llegar a fin de mes con sus gastos, tal como Víctor y la mayoría de salvadoreños?

 

Directiva

Jul 15, 2016 7:07:47 PM

Dos indignaciones

El motivo de este post es muy sencillo. Mostrar dos formas de indignación. La de un diputado y la de un votante.

El político indignado se llama Norman Quijano y se queja de una sentencia de la Sala de lo Constitucional que suspende la posibilidad de que los diputados pongan a votar a su suplente en decisiones trascendentales.  Quijano es un reconocido político salvadoreño que tiene años de ganarse la vida como funcionario de elección popular. Ha sido alcalde de San Salvador, por un poco más de 6 mil votos estuvo a punto de convertirse en presidente del país y en 2015 volvió -ya lo había sido durante casi una década- a ser diputado.  Su queja dice así: 

"Cosas que están prohibidas a los diputados propietarios a partir de la decisión de la Sala:

a) Prohibido atender emergencias familiares o asistir en caso haya necesidad de su presencia en casos como muerte o enfermedad grave de su cónyuge o parientes directos, en días de plenaria o de comisión.

b) Prohibido, en el caso de las mujeres, pedir permiso por maternidad y, en el caso de los hombres, por paternidad.

c) Prohibido enfermarse e incapacitarse.

d) Prohibido el permiso para tomar alimentos, en el marco de una extensa sesión plenaria.

e) Prohibido levantarse para ir al baño.

f) Prohibido viajar.

El diputado propietario se podrá ausentar de la plenaria; sin embargo, lo hace bajo riesgo de que se perderá su voto en la toma de decisiones trascendentales para El Salvador".

 

Norman Quijano

La otra indignación es de un votante.  Su nombre es Luis Miguel Herrarte y  le responde al diputado Norman Quijano en su página de Facebook de la siguiente manera:  

"Dr. Norman Quijano yo en mi trabajo no tengo suplente y:

a) He pedido permiso para atender emergencias familiares, sin tener suplente.

b) No he tenido hijos pero, si los tengo, pediría mi permiso por paternidad, sin tener suplente.

c) Me he enfermado e incapacitado (asistiendo al ISSS como los mortales), sin tener suplente.

d) Tengo mi horario de almuerzo pero, si el trabajo lo requiere, llevo mi comida al escritorio o como más tarde, sin tener suplente

e) Pues, mis jefes entienden si debo ir al baño y voy, sin tener suplente.

f) Viajo en mis vacaciones, organizando bien mi trabajo o cuando es muy necesario por trabajo, con presupuesto limitado pero justo para un viaje de trabajo, sin tener suplente.

Créame, la vida laboral se puede realizar SIN NECESIDAD de tener suplente.

Creo que, luego de leer esto, me arrepiento de haberle dado mi voto para diputado.

Al menos, el pueblo salvadoreño, ya tenemos 84 bocas suplentes menos que alimentar".

 

 

 

 

 

Feb 17, 2016 2:58:05 PM

Preguntas para su perseguido político favorito

Perseguidos políticos (Blog)

Funes, el perseguido por la oligarquía

La Corte Suprema ordenó enjuiciar por enriquecimiento ilícito al expresidente Mauricio Funes. Lo decidieron 9 magistrados a partir de una investigación de la Sección de Probidad que concluyó que existen indicios suficientes para que el exmandatario expliqué cómo gastó más de lo que tenía y logró ahorrar 150 mil dólares. El expresidente ha respondido que el juicio obedece a una venganza de la derecha oligárquica. Se ha declarado un perseguido político.

Continue reading "Preguntas para su perseguido político favorito " »

Dec 1, 2015 7:58:55 PM

El fiscal que quiere Ramiro

Presidente Lobos de Honduras 002
Hasta hace diez años, a José Luis Merino Hernández nadie fuera de su partido le conocía por su nombre. Todo el mundo le llamaba a secas Ramiro, su nombre de guerra como comandante del FMLN. Era, hace diez años, uno más en una dirigencia que privilegiaba el criterio de Schafik Hándal -el supremo comandante- y en la que deliberaban, con criterio propio, más de una docena de personas.

Hoy, Ramiro, José Luis Merino, es uno de los tres comandantes que deciden los asuntos más estratégicos del partido de gobierno. Decide, no es poco, qué es importante y qué es urgente para su partido; él dirá o justificará, como todos los políticos lo hacen,  que lo importante para el FMLN está supeditado a los intereses del país; el dirá, lo dice en público, los intereses de “el pueblo”.

Cada semana, Ramiro toma decisiones en Casa Presidencial, en la comisión política del FMLN y en una mesa de su oficina en AlbaPetróleos, un conglomerado de millonarias empresas ligadas al Frente. Decide junto a Salvador Sánchez Cerén -el presidente del país- y Medardo González -el jefe del partido de gobierno-.

Decide, por ejemplo, quién será candidato a magistrado de la Corte Suprema de Justicia, candidato a magistrado de la Corte de Cuentas, candidato a magistrado del Tribunal Supremo Electoral… Decide quién será Fiscal General en el país más violento del mundo.

Y decide más. Ya ha decidido quién será el candidato a presidente de la República, a alcalde de San Salvador, a diputado en 2018…  Seguramente seguirá decidiéndolo, al menos, por diez años más.

Cuando su candidato a la presidencia gana - pasó en 2014-, Ramiro también participa en decidir el ministro de Seguridad y el director de la Policía. Yo tengo la certeza de que él decidió el nombre de otros ministros y el de algunos encargados de autónomas…

Lo que no entiendo es qué decide solo y qué deciden con o sin él sus otros dos compañeros comandantes. En concreto, quisiera entender cuáles son los límites del poder de decisión de un dirigente de partido que no ocupa ningún puesto en el gobierno, no tiene ningún cargo público de primera línea, no dirige formalmente ninguna de las empresas del partido de gobierno, ni asume ninguna responsabilidad formal por las decisiones que toma.

¿Por qué es importante Ramiro? Yo percibo íntima e instantáneamente como verdad -como si la tuviera a la vista-  que Ramiro es el encargado de la seguridad y de la inteligencia en el FMLN. En la práctica, es el espía y el guardián de la seguridad de los dirigentes del Frente, una especie de policía que protege al partido. Y es el principal cerebro de las decisiones relacionadas con Seguridad Pública.

Es el hombre que maneja a los hombres armados y quien decide cómo usa sus armas -políticas y de fuego- el Ejecutivo. Un hombre importante que tiene el poder de influir decididamente en la elección del próximo Fiscal General de la República. El hombre que parece decidido a reelegir a Luis Martínez.

 

*En la foto aparecen de izquierda a derecha: José Luis Merino;  Pepe Lobo -el expresidente de Honduras-  y el empresario salvadoreño Enrique Rais. 

Mar 18, 2015 8:24:04 PM

Francisco Merino ganó las elecciones

18 días después de haber asistido a las urnas,  el mapa de la próxima Asamblea Legislativa ha comenzado a dibujarse. Los números dicen que el FMLN y Arena,  cada uno con sus respectivos aliados, quedaron empatados:  42-42.

El FMLN + Gana suman 42 votos. Aunque su alianza no es formal, la cercanía de estos dos partidos en la última legislatura es más que obvia. ¿Qué es lo que los une? Su discurso antiArena y el poder de decisión que han tenido en la junta directiva de la Asamblea en los últimos tres años. El 1 de marzo pasado, Gana se consolidó como partido bisagra, plaza privilegiada que disfrutó durante 20 años el PCN, cuando Arena tenía el control del Ejecutivo.  Las etiquetas que justifican su flexibilidad ideológica han variado en el tiempo: derecha social, derecha popular y ahora derecha antioligárquica.  

FOTO DE MERINO

Arena + PCN + PDC también suman 42 votos.  Esta es la más formal de las alianzas, ya que Arena compitió  y ganó en coalición con el PCN en dos departamentos y el PDC y PCN unieron fuerzas en otros tres. Esto es en el papel.

Yo creo que el 42-42 es un espejismo. Desde hace tres años, el FMLN, Gana y al menos un diputado del PCN han compartido discurso y agenda estratégica.   

Por eso es importante preguntarse quién ganó qué y quién perdió qué en las elecciones del 1 de marzo. En el terreno legislativo, el principal ganador es Gana y el exvicepresidente del país, Francisco Merino, del PCN. ¿Qué ganaron? Más poder, poder que se verá reflejado muy probablemente en la conformación de la próxima junta directiva. 

Gana sigue siendo imprescindible para el FMLN en las votaciones que requieren mayoría simple. El llamado voto 43 está en un experto en negociar votaciones, el exarenero, exvicepresidente del país, expresidente de la Corte de Cuentas y exderechista recalcitrante diputado Merino, que en la próxima legislatura cumple dos décadas de diputado. 

Los votos –aparentemente fáciles y de buena voluntad-  de Francisco Merino han acompañado la mayoría de propuestas estratégicas del partido de gobierno en la legislatura que termina el último día de abril. Los diputados Mario Ponce, Antonio Armendáriz y  el secretario general del PCN, Manuel Rodríguez parecen firmes  en lado derecho del espectro político.  Aún está por verse en qué lado del espectro se sentirán más cómodos el diputado Reynaldo Cardoza y la atleta Cristina López, que se estrena como política en una de las bancadas más veteranas del pleno.  

Una opción más lejana de voto 43 es el diputado Rodolfo Parker, que, desde levantó la mano de Ovidio Bonilla como presidente de la Corte Suprema Justicia –en 2012-, parece estar más cerca de Arena. 

Otra incógnita que dejan estas elecciones es cuántos diputados de Arena son realmente de Arena. En los últimos seis años, esta bancada ha demostrado tener capacidad de germinar espíritus independentistas en sus diputados, de dividirse.  

En los próximos meses, Arena confirmará si tiene la capacidad de amarrar a cada uno de sus diputados para evitar fugas y si funcionó el examen ideológico, político y económico que le hizo a sus candidatos en lo que el partido llamó elecciones internas.

El PCN la tiene más complicada, pues uno de sus más experimentados negociadores tiene tres años de manifestarse abiertamente como parte del ala izquierda legislativa, el diputado Merino,  que presidió la comisión que investiga el desvío de fondos de Taiwán, un tema que lo aleja principalmente de Arena, partido que salió principalmente afectado con este escándalo de corrupción y que aún aboga por su principal implicado: el expresidente Francisco Flores. 

¿Qué explica esa cercanía de Francisco Merino a Gana? El diputado ha declarado a la prensa que él comparte la misma ideología, valores y principios que su amigo Guillermo Gallegos, ambos vicepresidentes de la Asamblea. Esa amistad la exaltó en un convivió celebrado en Texistepeque, Santa Ana,  en diciembre de 2012. A ese mismo evento también llegó otro importante colaborador de Gana, Herbert Saca,  otra amistad muy valorada por el diputado Merino, según las declaraciones que dio a El Diario de Hoy ese día. 

El escenario, muy lejano, en el que Douglas Áviles  gana 3 años más como legislador, no altera en mucho la correlación de los 43 votos que suman FMLN, Gana y Merino. En este escenario, Arena pierde más poder de negociación de cara a la elección de la nueva junta directiva de la Asamblea. 

Arena, por el momento, puede saberse como la bancada ganadora de la llave de la mayoría calificada, los 56 votos.  Con 56 votos –aritmética que en la próxima legislatura solo sería posible con la suma de votos de Arena y FMLN-  la Asamblea Legislativa deberá decidir quiénes ocuparán  5 plazas de nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia. Aunque en esta legislatura no se decidirá el nombramiento de ningún magistrado de la Sala de lo Constitucional, si está pronta elegir  2 magistrados de la Sala de lo Contencioso,  uno de la Sala de lo Civil y dos  de la Sala de lo Penal. Esto significa alterar la actual correlación de la Corte Plena, la cabeza del Órgano Judicial que integran 15 magistrados. Otra gran responsabilidad de la legislatura 2015–2018 será elegir nuevo Fiscal  General de la República o reelegir al fiscal Luis Martínez, cuyo mandato vence en diciembre de este año. 

 

Feb 26, 2015 12:04:22 PM

No vote por estos candidatos ¡Por favor!

DIPUTADOS - SAN SALVADOR 2015 (1)-page-001

 

Hace unos días, un amigo me mandó una copia de la papeleta de votación por San Salvador. Al ver algunos de los rostros, me di cuenta de lo difícil que sería elegir a los diputados por mi departamento. Por eso creí necesario revisar las 193 fotos de los candidatos. 24 de ellos ocuparán un escaño  legislativo por los próximos  3  años, es decir, recibirán casi 180 mil dólares en salarios, sin contar vehículo oficial, viajes y otras prestaciones a las que están acostumbrados los diputados salvadoreños. 

Salvo uno, todos los candidatos han sido inscritos y seleccionados por los dirigentes de las 8 banderas que aparecen en las 8 columnas de la gigantesca hoja de candidatos por San Salvador. Aplastado por todas las columnas, aparece solitario el rostro de un joven profesor de educación media que aún protesta por los Tratados de Libre Comercio suscritos por El Salvador con otros países: es el único candidato no partidario en este departamento. 

La idea de este post, tras casi un año de no escribir, es recordar algunos de los pecados de los aspirantes que ahora nos piden el voto. Los agraviados dirán, como casi siempre, que es campaña sucia, de desprestigio.  Yo creo que es información útil para decidir por quién votar. El ejercicio sale de revisar las fotos y precisar en algunos antecedentes. Algunos de ellos arrastran  en su hoja de vida señalamientos que un juez podría tipificar como crímenes de lesa humanidad.  Otros antecedentes son menos graves. 

Los generales de la Tandona. Los primeros de la lista son dos militares que aparecen en los puestos 16 y 17 en la columna de candidatos del partido Arena. Mauricio Ernesto Vargas y Juan Orlando Zepeda, dos integrantes de la más grande y cuestionada generación de oficiales del Ejército salvadoreño conocida como La Tandona, de 1966.  

Vargas está señalado como responsable de violaciones a los derechos humanos de población civil durante la guerra, según un informe de la Fiscalía de los Estados Unidos. Vargas fue comandante del Destacamento Militar en Morazán, y según el informe usado en un juicio de EUA, él permitió que sus tropas cometieran abusos contra campesinos de Cacaopera en 1986 durante una operación de tierra arrasada, que era como se le llamaba a la modalidad militar de devastar todo lo que apareciera en el camino.  En 2013, este militar ocupó  una credencial falsa de la Fuerza Armada para testificar a favor de un exviceministro de Seguridad Pública salvadoreño -el coronel Inocente Montano- militar al que un  informe de la Fiscalía de Estados Unidos señala como responsable de más de mil violaciones a los derechos humanos, incluyendo 65 ejecuciones sumarias, durante la guerra civil salvadoreña. 

En la casilla 17 de la columna de la bandera de Arena, también aparece  Juan Orlando Zepeda, quien ha sido acusado judicialmente en España como uno de los oficiales que planificó la masacre de los jesuitas y que en los meses y años subsiguientes intentó obstaculizar las investigaciones que intentaban dar con los responsables del crimen. Por este caso, un juez español emitió en mayo de 2011 una orden de captura contra Zepeda y otros militares salvadoreños que según las investigaciones tuvieron participación en la masacre.

El diputado con plaza fantasma. Enrique Valdés aparece de nuevo en los primeros lugares de la lista de Arena, cuarta posición. En mayo de este año cumplirá 15 años como diputado. Ha ganado su curul durante cinco elecciones seguidas. Este médico supo combinar su trabajo como legislador y como ginecólogo del Centro Nacional de Registros durante 3 años y 7 meses.  Su nombre aparece en un informe de plazas fantasma del CNR. Representa a ese tipo de diputados que siempre cobra el bono legislativo y defiende los viajes al exterior.

Medardo González. Es el secretario general del FMLN y el número uno en la lista de candidatos del FMLN. Su oficina principal está en la sede del partido y es uno de los diputados con más ausencia a su lugar de trabajo. Según la oficina de acceso a la información legislativa, en 32 meses había asistido a 3 plenarias de 116 celebradas. Tiene dos legislaturas en la lista de diputados con más ausencias al trabajo.

Norma Guevara. Es la número dos en la planilla de candidatos al FMLN. Es una de las dirigentes del FMLN que defiende ocultar la identidad de los donantes de los partidos políticos y es una detractora de las reformas electorales que ahora permiten elegir por rostro. Aunque no es delito ni pecado intentar defender los candados de las cuentas de los partidos políticos, también está en esta lista porque representa la típica dirigente política que fomenta la fe ciega entre sus militantes. 

Guillermo Gallegos es el primer rostro debajo de la bandera de Gana. Recibió al menos 17 mil dólares en viáticos por dos viajes a España que nunca realizó, viajes fantasma. Va a cumplir 15 años como diputado. Para uno de sus viajes ocupó el nombre de la Asociación Pro Niño Quemado de El Salvador en Australia. La asociación lo desmintió. Nunca lo invitó. Lidera el partido que se convertirá en la tercera fuerza del país.  

Julio Valdivieso es el rostro número uno de la lista de la bandera de Democracia Salvadoreña. Estuvo en Arena durante muchos años. Fue viceministro de transporte de la administración de Armando Calderón Sol, fundó un partido junto a Gloria Salguero Gross, y durante la administración fue Director Ejecutivo y asesor legal de CEL. También fue directivo de Inversiones Energéticas (INE), una de las subsidiarias de CEL. Cuando estuvo en ese cargo, uno de los empleados de INE era Victor Caso Lay, un prófugo de la justicia peruana acusado de pertenecer a la red corrupción del expresidente Alberto Fujimori. Valdivieso es un político de antaño que ahora se vende como un rostro nuevo.  

Mauricio Hernández aparece en la casilla 4 de Democracia Salvadoreña. Fue diputado por San Miguel y dirigente del PDC en ese departamento. Wil Salgado lo acusa de falsificar su firma para cobrar cheques a su nombre y de pedirle un contrato con el Alcalde de San Miguel para poner un negocio de recolección de basura en dicho municipio. Se ha postulado a todo tipo de cargos posibles: magistrado de la Corte Suprema, de la Corte de Cuentas, integrante del Consejo Nacional de la Judicatura. También es conocido como el candidato que se anuncia en los clasificados de los dos principales periódico y se hizo famoso cuando, en sus tiempos de diputado del PDC, le levantaron la mano para obligarlo a votar. En la foto de los periódicos, aparecía sonriendo como sonríe quien hace una travesura. Ese voto iba a servir para superar un veto presidencial que beneficiaba a pescadores artesanales. 

Rodolfo Parker aparece en la casilla uno, debajo de la bandera del PDC. Este diputado aparece en el informe de la Comisión de la Verdad acusado de encubrir a los coroneles del Estado Mayor de la Fuerza Armada Salvadoreña en el caso del asesinato de seis jesuitas, su colaboradora doméstica y la hija de esta. En aquel entonces, Parker era abogado de la Fuerza Armada, y como tal participó en la Comisión de Honor que investigó a los soldados de batallón Atlacatl e interrogó personalmente a algunos de los oficiales. Varios de ellos acusaron después a Parker ante la Comisión de la Verdad por haber cambiado sus declaraciones.

Feb 21, 2014 4:41:19 PM

¿Por qué Francisco Flores duerme tranquilo?

Francisco Flores Taiwán
El expresidente Flores toma su café mientras se somete a un interrogatorio legislativo. Esa fue la última vez que apareció en público. *Foto de Mauro Arias.

Uno de esos areneros que hinchan el pecho cuando cantan la marcha que mandó a hacer el Mayor d’Aubuisson me decía el jueves que él hubiera mandado al carajo a Paco hace mucho. Paco, así le dicen los areneros al expresidente Francisco Flores. “Paco aceptó ante todos los salvadoreños que recibió millones de dólares de forma extraordinaria y debe rendir cuentas”, me decía el arenero, quien me aclaró que esto mismo había dicho a la dirigencia del partido. ¿Y por qué no lo dicen en público?, le pregunté. “Sería hacerle el juego a Funes y el FMLN”, respondió. Esperando mi comprensión, mi complicidad, el arenero me preguntó que pensaba yo. Mi planteamiento fue más o menos el siguiente:

Continue reading "¿Por qué Francisco Flores duerme tranquilo? " »